como emprender sin dinero
como emprender sin dinero

Si quiere emprender, pero no tiene dinero para hacerlo, aquí tiene los pasos a seguir.

Emprender sin dinero es mucho más complejo que cuando se tiene un presupuesto holgado. Si lo hacemos de la manera «tradicional», y seguimos uno de esos planes de negocio que están hechos para cuando se dispone de dinero, estamos condenados al fracaso.

Hemos de meter una marcha más y centrarnos en las pocas cosas que importan de verdad.

En qué centrarse cuando se quiere emprender sin dinero

Cuando no tenemos apenas presupuesto para nuestro nuevo negocio, debemos dejar las tonterías y detalles de lado y centrarnos en:

  • Elegir un mercado ansioso.
  • Ofrecer algo que proporcione ingresos rápidamente.
  • Centrarnos en conseguir clientes cuanto antes y como sea, dejando de lado todo lo demás.

No es hora de estar redactando misiones o visiones, de perder el tiempo buscando la oficina adecuada o encargar la decoración y la papelería con imagen corporativa. Emprender sin dinero es una contrarreloj y, su única parte positiva es que la falta de presupuesto nos obliga a centrarnos en lo crítico.

¿Y cómo emprender sin dinero en la práctica? Siguiendo estos 3 pasos.

Buscar un mercado ansioso

Paso 1. Buscar un mercado ansioso

Dado que no tenemos dinero y en el mundo real las empresas lo necesitan para seguir vivas, ese dinero lo tendremos que obtener de ventas. Para obtener ventas rápidas, necesitamos un mercado ansioso, no hay otra manera.

Siempre insisto en que la elección del mercado es lo que determina el éxito o fracaso del 99% de nuevas empresas. Esto es más cierto que nunca en el caso de emprender sin dinero.

Una de las características principales de un buen mercado es que sea dinámico y compre. En el caso de emprender sin dinero, hay que ir un paso más allá y buscar un mercado «ansioso». Uno que siempre esté dispuesto a pagar, y rápido, uno que tenga un historial comprobado de mercado que bulle de actividad.

Una empresa triunfa cuando consigue lo que se llama el «encaje de producto y mercado» (en inglés, el product-market fit). Es decir, cuando consigue poner en el mercado un producto que calma el ansia mejor que los que hay ya.

Es decir, que encontrar un mercado ansioso no basta, debemos combinarlo con nuestra solución. Por eso, debemos comprobar cuanto antes si es el mercado adecuado para nosotros introduciendo el producto que tenemos en la cabeza. Por eso, este primer paso va unido al segundo.

Probar el producto

Paso 2. Probar el producto en el mercado de manera limitada

¿Conseguiremos el ansiado encaje entre nuestro producto y el mercado? Nunca lo sabremos hasta que no lo comprobemos en el mundo real. No importan posibles análisis previos o inútiles estudios de mercado con estadísticas que no dicen nada. Hay que mojarse los pies.

Pero claro, estamos hablando de emprender sin dinero, así que no podemos invertir en crear un producto, tardar meses en tener la producción lista y luego comérnosla al comprobar que no era eso lo que querían.

Si estamos en una situación de emprender sin dinero necesitamos:

  1. Idear un producto viable mínimo.
  2. Probarlo siguiendo el formato de web sin tener dicho producto realizado.

Es decir, que no invertimos en fabricar el producto completo, sino que, antes de eso, comprobamos la demanda en el mercado y si esta responde ante el prototipo o la idea que presentamos ante él.

  • Si es así, entonces ya podemos realizarlo y ponerlo a la venta.
  • Si no es así, cambiamos y volvemos a buscar un mercado, o bien presentamos una nueva idea de producto a ver cómo reacciona el que elegimos al principio.

El producto viable mínimo

Para este paso necesitamos realizar un producto viable mínimo. Es decir, una versión mínima de ese producto, con lo básico, para ver cómo reacciona el mercado. Esta estrategia es fundamental cuando emprendemos sin dinero, así que es importante que la entienda y que lea el contenido que he enlazado.

Pero, como no tenemos ese presupuesto, aplicamos una estrategia de producto viable mínimo de una manera especial, sin tener ni siquiera dicho producto. ¿Cómo? Esto viene detallado de nuevo en el contenido enlazado, concretamente, en la parte de cómo crear un producto viable mínimo sin tener un producto.

Léala para comprenderla a fondo, pero básicamente implica:

  1. Crear una web del producto explicándolo.
  2. Contratar una campaña de anuncios online con presupuesto muy limitado.
  3. Comprobar si el mercado responde a los anuncios y contacta con nosotros, se apunta a nuestra lista, etc, lo que implica que es un mercado ansioso al que le encaja nuestra propuesta.
  4. Seguir adelante o cambiar de mercado y/o producto, dependiendo de los resultados de esa campaña.

Como no podemos permitirnos un fallo, a la hora de emprender sin dinero nos quedamos en este paso hasta que consigamos un éxito.

Una pausa necesaria: La realidad del dinero y los negocios

En el mundo real, no existe lo gratis. Los negocios requieren dinero, porque son una inversión y las inversiones, normalmente, dan un rendimiento proporcional a lo que has puesto en ellas.

Al fin y al cabo, si no estás dispuesto a a gastar un euro, no puedes esperar que otros vayan a hacerlo.

Por eso, el poco dinero que tengamos hemos de administrarlo muy bien y emplearlo en esa campaña para comprobar si nuestro producto viable mínimo encaja con el mercado, ya que de antemano no podremos saber nada a ciencia cierta.

Así que, emprender sin dinero significa hacerlo realmente con muy poco. Si no tenemos unos cientos de euros para la campaña, entonces nos tenemos que pensar, muy mucho, lo de emprender.

En estos años me han llegado bastantes mensajes del estilo: «No tengo dinero, ¿en qué debo emprender para conseguirlo rápido?

A pesar de romper ilusiones que nos han vendido con esto de emprender, siempre contesto la verdad: «Si uno no tiene dinero, lo último que debería estar pensando es en emprender. Toda empresa nueva precisa dinero para empezar a funcionar».

Porque en el mundo real, una empresa nueva consume dinero, no lo da.

Si no se tiene dinero, lo mejor para conseguirlo es buscar un trabajo, ahorrar aunque sea un mínimo y dedicar esos ahorros a estos pasos, estando dispuesto a asumir el riesgo de perderlo.

Buscar clientes

Paso 3. La búsqueda agresiva de clientes

Una vez comprobamos que nuestra idea es deseada por el mercado, tenemos que construirla del todo si no la tenemos ya y empezar a buscar clientes. Pero no de cualquier manera, sino con una urgencia especial.

La agresividad, en cuanto a tener que subir un nivel la intensidad de lo que hacemos, es necesaria si estamos emprendiendo sin dinero. Vamos contrarreloj, así que hemos de meter una marcha más en todo: a la hora de terminar el producto, a la hora de buscar clientes…

Si no tenemos dinero para emprender, hemos de ser conscientes de que vamos a tener que suplir esa carencia con nuestro tiempo e ingenio. Al final, la ecuación de los resultados es constante, si restas una cosa (dinero) y quieres esos resultados, debes añadir otras (tiempo, acción masiva, ingenio…).

A la hora de buscar clientes, como no podremos invertir demasiado en Marketing tenemos que:

  • Tirar de contactos. Hasta la última persona que conocemos debe saber que estamos intentando vender algo. Nunca se sabe dónde puede haber un cliente o quién puede conocer a quién.
  • Tirar de puerta fría y dedicación de tiempo. Como no tenemos dinero, el email en frío puede ser uno de nuestros mejores aliados. También acudir a ferias y eventos, o llamar por teléfono. Y sí, eso consume tiempo.
  • Reinvertir los primeros ingresos en más marketing. Si la campaña online del paso 2 nos funcionó, hemos de insistir en ella y reinvertir lo que podamos.
  • Aplicar otras tácticas de marketing din dinero.

Unos comentarios finales sobre emprender sin dinero

Olvídate de trámites y detalles, céntrate en localizar e ir hasta clientes antes de tener nada siquiera. Puedes crear la empresa antes de ir a firmar tu primer cliente, o incluso ejercer como autónomo al principio y ya crearás una sociedad un poco más adelante, cuando consigas tracción y más ingresos.

Lo que quiero inculcar es esa sensación de urgencia, esa necesidad de actuar en las 2 cosas importantes:

  1. Producto.
  2. Marketing.

Los mejores emprendedores que he conocido estaban cerrando clientes sin tener todavía una empresa. Por supuesto, no implica hacer nada ilegal y no es necesario llegar a ese límite. Lo que quiero transmitir es la actitud de cazador, implacable y hambriento, que siempre han tenido esos a los que he visto emprender sin dinero y triunfar.

No obstante, hay que ser realistas. Recuerde lo que hemos hablado de que el dinero, al final, siempre es necesario. Esto es el mundo real al fin y al cabo. Pero si quiere emprender, y no tiene apenas presupuesto, estos son los pasos que debe seguir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here