triplicar-el-marketing
triplicar-el-marketing

Tarde o temprano todo emprendedor se da cuenta de que sin marketing no es nada. O mejor dicho, es invisible, que es lo que mismo que no ser nada. Aparte de que mucha gente anda muy perdida con el marketing, el otro gran problema es el presupuesto. En el caso de muchos emprendedores, asciende a exactamente cero.

Así que no es raro que, en todos estos años, una de las preguntas que más me ha llegado al correo ha sido:

¿Cómo puedo hacer Marketing sin dinero?

Por eso, he aquí 5 tácticas que funcionan y que son:

  1. Generar contactos.

  2. Hacer publicidad por email (de la manera legal y adecuada).

  3. Hacer una búsqueda compartida de interesados y clientes.

  4. Hacer lo anterior a cambio de una comisión.

  5. Formar parte de una comunidad y aprovechar su poder.

Vamos a verlas más a fondo.

1. Generar contactos y conocer gente

Esta es LA estrategia principal en la que centrarse.

Si no tenemos dinero para promoción ni comerciales será la palanca principal que nos llevará hasta nuevos interesados, al menos la que nos puede dar una tracción inicial.

En vez de estar buscando tácticas insignificantes de promoción barata, mejor dedicar nuestro tiempo a conocer gente y generar relaciones con ellos.

Cuando no hay presupuesto, nuestra arma principal es la libreta de contactos. Así que si hasta ahora no estamos llevando un control de quién es quién, cómo contactarles y qué actividades hemos hecho hasta ahora con ellos, ES EL MOMENTO DE EMPEZAR. Para eso, podemos ayudarnos de aplicaciones de CRM gratuitos, por ejemplo.

No estoy hablando de conocer gente para decirles: «Cómprame», sino para establecer relaciones genuinas a partir de las cuales poder generar oportunidades en el futuro.

Acumular nombres no sirve de nada, machacarlos pidiendo la venta sin demostrar valor previamente, tampoco. Sin embargo, nutrir los contactos ofreciéndoles algo interesante sí, pero para eso necesitamos primero hacer y tener contactos.

Nada es más frustrante que empezar una nueva actividad, crear un nuevo servicio o haber creado la oferta adecuada y no tener nadie a quien decírselo.

Aproveche hasta el último nombre de su agenda

Cuando yo comencé a trabajar por mi cuenta hice el tonto. No sé otra manera de definir aquello.

Quise empezar de cero a conseguir clientes y no aprovechar ninguna de las relaciones que había creado hasta entonces en mi carrera profesional.

Creo que lo justificaba diciendo que quería probar mi valía (o algo así) para construir algo sin la ayuda de nadie.

Aparte de la clara enajenación mental, lo que también estaba claro que no entendía que cualquier negocio va sobre personas y, sobre todo, de relaciones con personas. Así que en mi primera actividad comencé desde la casilla uno y caminando lentamente.

Cuando creé Recursos Para Pymes me aseguré de no cometer el mismo error sin sentido.

Cogí mis listas previas de clientes, de usuarios y de contactos y me cuidé de avisarles bien de que empezaba una nueva actividad. Les dije dónde podían localizarme y que, si conocían a alguien al que pudiera resultarle interesante lo que hacía, que por favor se lo dijeran.

No es difícil adivinar cuál de las dos iniciativas comenzó el primer día con alrededor de 500 personas echando un vistazo en la primera hora de vida y fue rentable a los pocos días.

Igualmente tengo ciertos contactos (amigos) que cuando realizan actividades o sacan algo nuevo lo referencio entre mis usuarios y clientes (a cambio de nada).

No suele pasar a menudo, porque me cuido de no recomendar a nadie que no sea 100% de confianza o haya probado yo mismo, pero cuando estoy seguro de que es algo valioso para mis contactos, se lo digo. El juego de las relaciones casi nunca cuesta dinero, aunque hay que poner interés genuino.

Hace no mucho, un buen amigo organizaba un evento importante, y me lo dijo, claro. A mí me costó hacer un clic en enviar a mis contactos y a este amigo simplemente le costó comentarme lo que iba a hacer. Sólo con eso obtuvo algunos clientes para lo suyo.

La conclusión es: no hay nada mejor que tener amigos a los que poder recurrir, para aprovechar sus esfuerzos y contactos (igual que ellos aprovechar los nuestros).

De un tiempo a esta parte, y especialmente en Marketing de servicios, estoy viendo cómo algunos nombres importantes tienden a juntarse y aprovechar los contactos de cada uno para sus campañas y muchas veces esa es la única estrategia que usan, generando un buen dinero con ella el día del lanzamiento de un nuevo servicio.

2. Publicidad por email (bien hecha y legal)

Cuando no tenemos dinero para marketing, la publicidad por email puede ser una poderosa aliada. Eso sí, como suele suceder con muchas tácticas que funcionan, la mayoría de la gente las usa mal y no entiende la esencia más básica de lo que funciona.

Con la publicidad por email ocurre esto. Ni siquiera algunas supuestas «agencias expertas de marketing» que contactan conmigo entienden los principios más básicos de este tipo de marketing, o de la empatía humana.

Hay 2 clases de marketing por email que nos interesa:

  • El email en frío. Que es contactar por correo con desconocidos y ofrecerles algo de tremendo valor. Este es el modo que nadie entiende ni usa bien, convirtiéndolo en el horrible spam que nos satura cada día los buzones.

  • El marketing por email a listas de usuarios apuntados voluntariamente. Aquí lo que hacemos es ir creando y agrandando una lista de usuarios que nos dejan voluntariamente su correo para recibir la información que enviamos.

El email en frío es como he conseguido estos dos últimos años todos los clientes con los que he trabajado y trabajo en temas de marketing de contenidos, marketing online, etc.

El marketing por email a listas de usuarios es como he conseguido la mayoría de mis ingresos cuando he dedicado Recursos para Pymes a la venta de productos digitales.

Sin embargo, de veras que casi nadie entiende ni lo más básico de la publicidad por email.

En breve, hablaré más largo y tendido del email en frío y cómo usarlo respetando la legalidad vigente, el RGPD y, sobre todo, las normas más básicas de empatía y relación humana. Que probablemente son las que primero saltan por la ventana en cuanto alguien usa esta táctica. Mientras tanto, he aquí una interesante plantilla de correo electrónico para contactar en frío con alguien y que funciona muy bien.

En cuanto al marketing por email en general, a listas de interesados sobre todo, he hablado largo y tendido todos estos años. Si busca en esta misma web podrá ver casos de estudio reales, cifras, estrategias, etc.

3. Búsqueda compartida de interesados

La principal premisa de hacer contactos y establecer relaciones es generar alianzas.

Personalmente conozco a otros emprendedores que realizan servicios que yo no hago, pero que interesan a mi perfil de cliente. Como ejemplo concreto conozco gente seria en el campo de Marketing de buscadores de Internet (es decir, que optimizan sitios web para que aparezcan en un buen lugar en Google y otros motores de búsqueda).

Cuando alguien me pregunta, o cuando veo que a un cliente (o interesado) puede venirle bien algo así, se lo comento, igual que la otra parte comenta o referencia los productos que yo tengo y pueden interesar.

La cuestión es que el esfuerzo personal en buscar interesados es compartido.

Aunque obviamente busco interesados para mí principalmente, si veo que pueden favorecer a mi aliado, lo digo.

La principal premisa para que funcione es tener el mejor interés del cliente en mente. No recomendar así como así.

La segunda premisa es la confianza, tener una estrecha relación con el otro (u otros) emprendedores en el caso de la búsqueda conjunta de interesados. O como mínimo, habremos de dejar bien claros los términos del acuerdo, porque si no, esta clase de alianzas se pueden volver «asimétricas» muy fácilmente.

Variantes de esta clase de alianza es mantener materiales de Marketing nuestros en el local del aliado (como cuando por ejemplo vemos la tarjeta de un restaurante cercano en un local de copas y viceversa).

4. Lo anterior a cambio de una comisión

La táctica anterior se puede formalizar en un contrato por el cual, si consigo un cliente para alguien ese alguien me da una parte de lo ingresado. Del mismo modo, si alguien me consigue un cliente a mí, yo le doy una comisión al aliado.

Así, el incentivo por recomendar posibles clientes, e incluso buscarlos, está más claro.

En Internet eso se suele llamar Marketing de Afiliación. Hay gente que hace la tarea de buscar interesados a cambio de una parte de lo conseguido. Permite hacerlo con presupuesto cero porque si los esfuerzos por buscar interesados no dan fruto, no pagas al otro y, cuando tienes que pagarle, es sólo porque ya tienes ingresos gracias a lo que te ha conseguido.

Actualmente he tenido bastantes ofertas por parte de otros emprendedores para buscar interesados en lo que hago y a cambio quedarse ellos una parte de las ventas.

Personalmente, no es mi principal fuente de interesados ahora mismo y, cumpliendo la regla del 80/20, la gran mayoría de los que quieren promocionar tus productos nunca traerán nada, mientras que es una pequeña minoría la que trae casi todo. Es así, el marketing de afiliación en Internet y en español apenas da nada, pero una variante en el «mundo real 1.0» puede funcionar en algunos casos.

5. Formar parte de una comunidad y aprovecharla

Al igual que en el caso de la publicidad por email, el problema de esta técnica no es ella en sí, sino que se hace rematadamente mal y de manera egoísta, de modo que a muchos no les funciona.

Pero cuando se hace bien…

Una de las mayores ventajas de Internet es que crea comunidades alrededor de las actividades más sorprendentes. Es decir, lugares virtuales donde se reúnen aficionados a ese tema y comparten experiencias.

Muy posiblemente haya foros, grupos de Facebook y otras comunidades relacionadas con lo que hacemos.

Conozco personalmente emprendedores que prácticamente viven de haber establecido una relación con su nicho de negocio a través de foros y comunidades, en las que se publicitan y participan, permitiendo un contacto directo con los usuarios, que confían en ellos porque han visto que han servido a otros y que son empresas que, cuando ha surgido un inconveniente se ha podido acceder a ellos y lo han solventado.

Cómo comportarse para no ser expulsados de las comunidades de otros nada más empezar.

La manera más rápida de que nos expulsen de un foro o comunidad es la de llegar allí e intentar vender algo de buenas a primeras como si fuera un zoco. A nadie le gusta alguien así, de modo que no se extrañe de que si lo hace obtenga una promoción negativa, le echen enseguida y su negocio adquiera un mal nombre.

Hacer eso es mostrar que la comunidad no nos importa, que sólo nos interesa el dinero que tienen y, además, alteraremos la conversación que están teniendo, ensuciándola con spam.

Nuestra misión debe ser pues la siguiente si decidimos aplicar esta estrategia:

1. Leerse muy bien las reglas de participación de la comunidad.

Prácticamente todos los foros y grupos tienen algún documento de reglas o similar. Es importante leérselas porque no hay nada más común que quien no lo hace y, nada más entrar, se las salta a la ligera.

Hay algunos foros que no permiten nada de publicidad, hay otros que te permiten poner un enlace en tu firma, otros lo permiten una vez has participado con suficientes mensajes…

2. Empezar a ser un miembro valioso de la comunidad.

Eso significa olvidarnos al principio de intentar vender nada y participar en las conversaciones aportando soluciones o puntos de vista que enriquezcan el tema del que se habla. Resolver problemas o realizar comentarios interesantes nos permitirá mostrar nuestra autoridad y valor.

3. Establecer relaciones con otros miembros.

Poco a poco iremos conociendo a usuarios y posiblemente estableceremos alguna clase de relaciones. Sea persona antes que vendedor y recuerde aprovechar, si puede, para alimentar de paso su libreta de contactos.

Nuestra estrategia se debe basar en convertirnos en miembros estimados y útiles de esa comunidad. Como es habitual en este tipo de estrategias, al principio cuesta que crezca, pues como siempre es una carrera de fondo, pero una vez ha pasado suficiente tiempo (y el tiempo pasa muy rápido), si conseguimos ascender en el escalafón, tendremos una posición privilegiada que podremos usar una y otra vez a favor de nuestro Marketing.

Es como la lista de contactos y clientes, al principio cuesta crearla, pero una vez adquiere suficiente dimensión, es una herramienta poderosa, instantánea y que podemos utilizar una y otra vez.

Y hasta aquí 5 tácticas para hacer marketing sin dinero que, personalmente, me han funcionado bastante bien. De hecho, al menos un tercio de clientes que he tenido en estos años han venido, de una u otra forma, por alguna de ellas.

1 Comentario

  1. Hola desde México.
    Hace ya tiempo -unos meses- que he querido escribirte, para felicitarte y agradecerte toda la valiosa información que nos brindas en tu sitio, de verdad que me ha resultado muy útil y sobretodo fácil de poner en práctica.
    De verdad gracias, felicidades y a delante, tanto tu como yo.

    Mauricio Sánchez-Garay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here