5 tendencias del email marketing en 2020

tendencias email marketing 2020

Cada dos por tres, aparece a un nuevo artículo sobre la muerte del marketing por email y su sustitución por otras nuevas tecnologías de comunicación.

Pero los datos son claros y dicen justo lo contrario, año tras año.

El marketing por correo electrónico, en 2020, sigue siendo el método más efectivo, que más respuesta produce y con una ROI superior a cualquier otro canal online.

De hecho, según ciertos datos, cuando se trata de comunicaciones profesionales y comerciales, hasta el 73% de los millenials prefiere que las empresas les contacten por email.

No en vano, el Content Marketing Institute destaca que, este 2020, la segunda tecnología más usada para apoyar el marketing de contenidos y el marketing online es una plataforma de email para pymes.

Eso sí el marketing por email debe adaptarse a los nuevos tiempos y usos de la tecnología. Por eso, queremos repasar 5 tendencias del marketing por email en este 2020, que deberíamos seguir para mantener intacto su poder.

1. Interactividad para aumentar la implicación

Las ventas dependen de la implicación del comprador, el llamado engagement. En el email marketing para pymes esto no es una excepción.

Si nuestros correos son un monólogo ignorado por el otro, no conseguiremos apenas nada.

Por eso, una de las tendencias del email marketing este 2020 es la interactividad en los mensajes para aumentar ese engagement.

Esto implica, desde contenido interactivo, como encuestas y preguntas, hasta elementos animados en el email, como gifs, llamadas a la acción con efectos, etc.

2. Diseño adaptado a distintos dispositivos

Si sigue la tendencia, es posible que 2020 se convierta en el primer año en que leamos más emails en el teléfono que en el ordenador.

Esto implica que, para garantizar la mejor experiencia de usuario, tenemos que componer nuestros diseños adaptándolos a los distintos dispositivos.

Por suerte, los diseños adaptativos han mejorado muchísimo y son la norma en la mayoría de webs modernas, pero he comprobado personalmente que no pasa lo mismo en los correos que recibo de algunas empresas. Cuestan de leer o no es agradable hacerlo.

Eso no puede pasar, porque un posible cliente proyecta la experiencia que tiene con nuestros mensajes a la experiencia que tendrá si nos compra, así que debe ser perfecta.

3. Contenido optimizado a la lectura en pantalla

Continuando con la experiencia de usuario, la experiencia de lectura debe ser igual de exquisita. Eso implica adaptar lo que decimos al medio rápido en el que estamos, que además suele escanear y leer en diagonal.

En la práctica, esto implica cosas como:

  • Comenzar fuerte el mensaje, con un incentivo poderoso a abrir y leer el correo.
  • Usar frases sencillas y párrafos cortos. Nada de ladrillos de texto.
  • Usar viñetas como estas para enumerar puntos importantes.
  • Usar negritas para resaltar conceptos clave.
  • Usar otros elementos de diseño que hagan más amena la lectura, como esas imágenes o animaciones de las que hablábamos antes.

4. Hipersegmentación de listas de correo

Según algunos datos, aquellos que usan la segmentación en sus listas y campañas tiene hasta un 760% más de ingresos.

Y no es para menos. La primera regla del marketing es que el mensaje debe ser relevante. Por eso, mis promociones deben ir solamente al público interesado y debo adaptar los mensajes a los distintos segmentos de mi lista.

No hacerlo, además de reducir nuestros beneficios, también reducirá la eficacia de nuestro marketing por email con un aumento de bajas y de quejas por spam. Esto puede repercutir incluso en la capacidad de llegar hasta los buzones de los clientes si los servidores nos van marcando como correo basura.

5. Mensajes basados en el comportamiento

La ventaja del email marketing es que sus herramientas también avanzan con el tiempo y tienen cada vez más prestaciones.

Por eso, hoy es posible segmentar esas listas del punto anterior basándonos en el comportamiento, en si han hecho clic o no en un enlace, en si han abierto el email…

Por eso, lo ideal es ir adaptando los mensajes a ese comportamiento, porque la relevancia es la clave.

Dos ejemplos rápidos de esto podrían ser:

  • Que el usuario reciba determinados mensajes sobre un tema si hizo clic en un enlace concreto de un email anterior que trataba ese tema.
  • Que si el usuario no ha abierto e interactuado con un correo, se envíe el mismo de nuevo, pero con otro encabezado por si ese le atrae más.

Personalmente, el marketing por email, tanto en frío como para listas de apuntados, sigue siendo mi canal principal a la hora de atraer clientes y visitantes. Y no es para menos, porque a pesar de ser cada vez más veterano, no deja de ser efectivo.

Es más, las nuevas prestaciones hacen que sea más y más poderoso, pudiendo usarlo como un láser perfectamente dirigido al objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba