El campo de las leyendas urbanas y los mitos modernos no es ajeno al mundo de la empresa y los negocios. Como en todos los ámbitos circulan historias y moralejas que pueden parecer más o menos increíbles o legendarias, he aquí unas cuantas y si realmente son verdad o invención.

¿Copió realmente Microsoft a Apple? ¿Nació el exitoso post-it de una pifia? ¿Inventaron los nazis la fanta? ¿Y Bayer la heroína?

La leyenda del post-it que nació de una metedura de pata.

El post-it es uno de esos inventos exitosos que los patentas y te puedes echar a descansar el resto de tu vida. No hay oficina sin post-its y tan ingeniosa herramienta ha sido un éxito enorme. La leyenda cuenta que nació de una pifia, por equivocación, ¿es eso cierto?

Pues sí, en 1968 Spence Silver, científico de I+D en 3M dio con un pegamento completamente inútil que no era capaz de estarse adherido mucho tiempo ni demasiado bien.

Pero en 1974 Art Fry, otro investigador de 3M se acordó del invento inútil para resolver un problema de poder señalar convenientemente con un papel su libro de himnos religiosos según lo fuera a utilizar, tras ver que una hojita con ese pegamento impregnado era una solución perfecta la bombilla se encendió y el resto es historia. La verdad, yo no recuerdo otro producto de 3M más famoso ni de tanto éxito.

En el mundo de la empresa no es el único producto que nació "sin querer" o a partir de un error. Los cereales que desayunamos surgieron de dejarse la comida al fuego más tiempo del previsto y las patatas fritas en formato bolsa que tomamos como aperitivo nacieron de una discusión y un intento de venganza en Nueva York, en concreto porque un cliente se quejó de que las patatas del Moon Lake House eran gruesas y sosas y el chef las cortó finísimas y saló cada una para dárselas y que se comiera "aquella aberración". Resultaron deliciosas y hoy día las tomamos constantemente.

¿Inventaron los nazis la Fanta?

Los ecos de la segunda guerra mundial estaban cercanos en 1938 y se hacía difícil en Alemania importar y conseguir los ingredientes necesarios para fabricar la famosa bebida. Cuando el norteamericano Ray Powers murió por un accidente el gobierno alemán puso al frente de Coca-Cola Alemania a Max Keith, que no pudo levantar los bloqueos ni restricciones a la importación de ingredientes y decidió comercializar otro producto de color más claro y similar al Ginger Ale. La Fanta.

Aislado de la central en Atlanta por la guerra y puesto por el gobierno nazi, Coca-Cola no supo si Max Keith era realmente seguidor de las doctrinas hitlerianas o no, pero cuando la guerra terminó y la situación volvió a la normalidad, se supo que Max Keith, a pesar de las enormes presiones recibidas y la constante insistencia, nunca se unió a los nazis ni participaba de su filosofía. Sólo intentó salvaguardar los intereses de su empresa.

¿Y Bayer inventó la heroína?

Pues sí.

Felix Hoffman, químico alemán sintetizó en 1897 la heroína, nombre bajo la que Bayer la comercializó como medicina para la tos y facilitador del sueño para niños pequeños (no en vano a la amapola de la que se extrae se le llama adormidera).

11 días antes Hoffman también había dado otro invento a Bayer, la Aspirina. Si uno revisa Bayer, su web y su historia "oficial" (la contada por ellos) apenas hay referencias a este invento, que parece enterrado bien hondo.

¿Copió Microsoft a Apple?

Que los sistemas operativos dejaran de ser una pantalla negra en la que escribir instrucciones y pasaran a tener interfaces de ventanas cada vez más vistosos es algo que popularizó Microsoft con su sistema Windows, y la leyenda cuenta que eso lo copió de Apple.

La historia, resumiendo mucho, cuenta que cuando Apple estaba en la cumbre y Microsoft era apenas una mediana empresa que programaba decentes hojas de cálculo y poco más, Apple envió unos prototipos de su revolucionario Macintosh, con el nuevo sistema operativo mediante ventanas gráficas, para que Microsoft pudiera trabajar y adaptar sus programas de software (Word y Multiplan, el predecesor de Excel), de manera que funcionaran optimizados para su nuevo sistema (una práctica habitual).

Al poco tiempo surgió Windows 1.0, con una semejanza muy similar al sistema operativo de Apple, incluyendo una barra de menú casi idéntica y los programas Paint y Write incluidos (el Macintosh incluía el MacWrite y el MacPaint) además de otras sospechosas coincidencias.

Ni qué decir tiene que Apple se cabreó, que hubo abogados y amenazas de demandas, las cuales cristalizaron cuando el Windows 2.0 sustituyó a su versión anterior (que, la verdad, no fue ni de lejos un éxito).

¿Es realidad esto?

Sí, es verdad, investigando un poco se pueden conocer los detalles, pero conviene comentar un aspecto desconocido en general de la historia.

El sistema operativo mediante ventanas gráficas no fue idea de Apple.

Fue diseñado por Xerox en su centro de investigación Xerox PARC. Al parecer a los mandamases de la empresa aquella innovación no les impresionó en absolutio (incluido el extraño y nuevo aparato con el que se manejaba el tema, una "cosa" llamada ratón) así que todo se quedó en la estantería. La historia empresarial está plagadas de momentos así.

Steve Jobs y Apple habiendo oído hablar de esa innovación hicieron una visita a Xerox PARC, pactando con la empresa el poder ver la tecnología. Una versión cuenta que la visita se pudo hacer realidad a cambio de acciones de Apple para Xerox, pero John Seely Brown, director por entonces del departamento de investigación de Xerox comentó no hace mucho que eso no era totalmente cierto.

El caso es que mientras los ingenieros de Xerox enseñaban con reticencias sus creaciones y estaban dolidos todavía del nulo caso que les habían hecho, los de Apple se miraban unos a otros con una sonrisa sabiendo que ante ellos estaba el futuro, en forma de ventanas visuales y eso llamado ratón.

Pero…

Windows demostró incluso que el desarrollo de Windows 1.0 comenzó antes que el Macintosh y que tenían licenciado (igual que Apple) el sistema visual (GUI) de Xerox… esta parte de la historia ya no es tan conocida.

Pero también es cierto que hasta que Microsoft no tuvo acceso al Macintosh, Windows no fue una realidad y que, cuando lo fue, se parecía tan sospechosamente a la creación de Apple…

¿Se hubiera quedado Windows en sólo una idea a medio hacer si Gates y los suyos no hubieran encendido aquel Macintosh y visto cómo Apple había aplicado la tecnología de Xerox? ¿Se puede decir que Microsoft copió a Apple? ¿Los dos copiaron a Xerox? ¿Xerox se atribuyó falsamente el invento del ratón cuando en realidad lo inventó Douglas Engelbart del instituo de investigación de Stanford?

La respuesta a esta última es que sí, el ratón lo inventó Douglas, no Xerox, pero sí fueron ellos los primeros en comercializar uno integrado.

Sobre las otras preguntas que cada uno extraiga sus propias conclusiones, pocas historias empresariales resultan tan interesantes (y tienen tanto que enseñar) como la relación entre Apple y Microsoft.

1 Comentario

Comments are closed.