link-building
link-building

«¿Cómo consigo ser visible en Google?» Creo que esa es una de las preguntas más repetidas porque, básicamente, conseguir estar en la primera página del buscador significa el grial del Marketing: «interesados gratis».

Pero precisamente por eso, conseguirlo es muy difícil. No somos los únicos que nos hemos dado cuenta del valor de esa visibilidad. Por eso obtener la primera página del buscador es una lucha encarnizada y hay muchos contendientes.

Que Google nos trate bien y ascendamos es una cuestión de varios factores, pero uno de ellos, prácticamente inevitable, es conseguir que otras webs nos enlacen. Y no se trata de enlaces de cualquier tipo, se trata de conseguir que nos enlacen webs de calidad, referentes en nuestro sector de actividad.

Al final, en el mundo de los negocios lo que más cuenta son las relaciones. En el mundo online y desde la perspectiva de Google, conseguir que otras webs nos enlacen es un equivalente. Cuando «la gente importante» nos señala y recomienda, «por algo será», así que Google tiene eso muy en cuenta.

¿Conclusión? Una de las columnas fundamentales de la visibilidad en Internet es una estrategia de link building y no sólo de marketing de contenido. Al fin y al cabo, ¿de qué sirve un contenido excelente que nadie ve?

Por eso, he aquí las 5 claves principales a la hora de enfocar bien esa estrategia de link building.

1.- La autoridad del dominio que nos enlaza

No todos los enlaces son iguales, importa que nos enlacen las páginas que ya están dentro de la buena estima de Google.

El Page Rank era un indicador de esa estima que ya murió hace tiempo. Ahora importa la autoridad del dominio y la página. Una métrica creada por Moz y basada en una escala de 100 puntos.

Según Business2Community, el 24% del algoritmo de Google está basado en factores representados por este importante valor.

No vamos a entrar en tecnicismos, cuanto mayor sea el valor, mejor será la calidad del enlace. Así que a la hora de ver si nos merece la pena que alguien nos enlace, use esta herramienta online gratuita para chequear la autoridad del dominio y la autoridad de dicha página.

2.- La creación de relaciones

¿Alguien te ha nombrado en una red social? ¿Alguien ha comentado en tu blog? Eso es una oportunidad y, si tienen web, es hora de profundizar en esa relación. Al final, tanto en el mundo online como el offline, las relaciones son lo que más cuenta.

Por eso, crear una relación es el primer paso necesario para coneguir ese link building, ya que nadie va a enlazar a un extraño porque sí. Mucha gente pretende cosechar el enlace sin haber sembrado antes nada, y eso es imposible.

3.- Apunta al egoísmo

Creo que, desde el primer día en que Recursos para Pymes abrió sus puertas, lo llevo diciendo. La clave de los negocios es el egoísmo. El de los clientes, el de los aliados… Si somos capaces de dispararlo, venderemos.

En una estrategia de link building esto no es diferente y, de hecho, esta es una de las tácticas más sencillas que podemos emplear.

Si hemos visto algo que nos gusta de esas páginas que queremos que nos enlacen, lo mencionamos en nuestra web, lo enlazamos o hablamos de ello con un artículo propio.

Una vez hecho esto, pueden venir por iniciativa propia (quizá su propio blog les avisa de que les hemos enlazado, o bien nos ven de reojo por las redes y no nos suelen hacer caso, excepto cuando ven su nombre…). La cuestión es que nunca debemos depender de lo que haga el otro, sino ir nosotros directamente a por ellos.

Por eso les nombramos, les escribimos y les decimos que su contenido (o comentario o lo que fuera) inspiró nuestro artículo y que aparecen ahí. Pocos se pueden resistir a ir a mirar qué decimos de ellos.

La cuestión es que, con eso, tenemos el posible inicio de una relación a perseguir, o la posibilidad de que nos enlacen ellos mismos al contenido. ¿Recuerda lo de sembrar antes de recoger? Eso estamos haciendo aquí.

4.- La calidad está al fondo de todo

Al final, de nada va a servir conseguir mil enlaces a un contenido malo. Lejos quedaron los tiempos en los que bastaba poner la palabra clave deseada cada dos frases como fuera y acumular toda la densidad posible dentro del contenido.

Hoy las arañas de Google buscan contenido de calidad, que la gente quiera consumir y responda a lo que busca.

Su algoritmo mejora a pasos agigantados y es algo que sólo se acentuará cada vez más. Básicamente porque de ello depende la supervivencia de Google. En cuanto no sea así, la gente dejará de usarlo y el negocio de Google se irá al mismo sitio que el de sus antiguos competidores.

Así que no hay manera de escapar de esto. Hemos de crear contenido de calidad, que merezca la pena ser enlazado por sí mismo, que otorgue valor y responda a las dudas de los usuarios.

Sin eso, todo lo demás que hagamos será en vano.

5.- Delega si no lo tienes claro

Como decía al principio, es una jungla ahí fuera. Y el link building es necesario, pero es confuso, requiere tiempo y conocimiento técnico. De hecho, si no se tiene ese conocimiento técnico, más tiempo va a requerir por su parte.

Así que ya sabe cuál es la recomendación habitual en todos esos casos en los que no somos unos expertos. Delegue, en este caso es una agencia de link building, lo cual no significa comprar enlaces, eso es un error de base. Si son serios, ellos se encargarán de coordinar la mejor estrategia para su caso y hacer el trabajo pesado.

Y he aquí las 5 claves principales, no son fáciles, nadie dijo que lo fueran, pero bien hecho dará una rentabilidad que nos acompañará siempre.