Las 10 claves del éxito según Google

claves del exito de google

Google ha acumulado tanto éxito, que es más poderosa que el gobierno de casi cualquier nación. ¿A qué se debe que haya llegado tan alto? Hace algo más de 12 años, la propia Google confesó sus 10 claves del éxito, las que le han llevado hasta donde está.

En su antigua web corporativa publicó un contenido llamado: «Nuestra filosofía: 10 cosas que Google ha visto que son verdad». Eran los 10 mandamientos que les han llevado al podio en el que están ahora.

Contenía lecciones muy interesantes pero, como curiosidad, ese antiguo documento desapareció. Sin embargo, lo hemos conservado en Recursos para Pymes, de modo que aquí están las 10 claves del éxito según Google.

1.- Concéntrate en el usuario y todo lo demás llegará sólo

Fundamental, cambiemos usuario por cliente y he aquí la base de todo. Si queremos conseguir algo, debemos cambiar la perspectiva de nuestra empresa dejando de mirar nuestro producto y nuestro ombligo y centrándonos en el cliente.

De manera obsesiva.

Todo esto empieza por las preguntas adecuadas para conocerlo mejor:

  • ¿Qué le quita el sueño por la noche?
  • ¿Cuáles son los principales problemas que le resuelvo?
  • ¿Cómo es ese cliente?
  • ¿Dónde se reúne?
  • ¿Dónde se informa?

Nuestras empresas nos absorben, nuestros problemas de producción nos preocupan, lo costoso que resulta hacer tal o cual servicio, cómo cada mes los precios de los proveedores parecen mayores…

El 90% del tiempo pensamos en términos de nuestra empresa y, cuando vamos a buscar clientes, sólo nos importa la venta y nada más. Pero lo que le importa a él es si realmente le resolvemos algo… y desde esa perspectiva tenemos que mirar las cosas.

Como digo en el curso sobre cómo conseguir clientes con el email en frío: 

Ponemos el carro de la venta antes que el caballo del valor y aún nos extraña que no avancemos.

Usuario, usuario y usuario. Pensar en él, pensar como él, resolver sus problemas. Sin eso, no tenemos nada más. 

2.- Es mejor centrarse en una cosa y hacerla muy, muy bien

Cuando se tiene una empresa, la solución no suele estar en huir hacia adelante. Es decir, que cuando no se generan suficientes ingresos, la solución no suele encontrarse en hacer un producto nuevo, ampliar con otro servicio o poner a la venta más cosas… Una enorme variedad de productos o servicios mediocres no va a traer más clientes, pero probablemente esa tienda o empresa que es la experta en algo siempre tendrá el local lleno de gente que busca esa cosa.

Si no destacamos por nada, si no hacemos algo de manera superior a los demás, nadie nos buscará.

Si no hacemos algo muy bien, no podremos tener una Proposición Única de Venta.

No seremos diferentes del resto y, si no somos diferentes en algo que hacemos muy, muy bien, no habrá un motivo para elegirnos y siempre tendremos que competir en precio.

3.- Deprisa es mejor que despacio

Google trabaja en Internet y en Internet todo va más rápido que en el mundo físico. Irse de la web de nuestra empresa a la de la competencia no cuesta una caminata, sino sólo un click. Por eso debemos trabajar la rapidez.

Una de las principales características del entorno actual de negocios es que se ha acelerado en todos los sentidos, sino nos adaptamos no duraremos mucho tiempo.

4.- La democracia funciona en Internet

Google se refiere a que su buscador considera más importante una página cuanta más gente la enlaza en sus webs. Si lo hacen, «por algo será».

Esto es muy importante si tiene una web, porque Google detalla una de las claves para aparecer bien alto en los resultados de búsqueda (ya sabe, consiga que la gente le enlace en sus páginas), pero también va mucho más allá.

La implicación es que, al final y como en democracia, el poder es del usuario, del cliente.

Si lo hacemos bien, nuestros clientes nos recomendarán, el poder es suyo. Si lo hacemos fatal, hablarán mal de nosotros y, precisamente porque la democracia funciona y el poder es de los clientes, la mayoría de compras se guían por opiniones de otros. Así que mejor conseguirlas y mejor esforzarnos por acumular todas las positivas que podamos.

La mayoría de opiniones positivas no vienen solas, así que ya sabemos lo que debemos hacer: pedirlas.

5.- No necesitas estar ante tu escritorio para demandar respuestas

Si bien Google ya hablaba hace más de 12 años de que mundo era cada vez más móvil y sus estrategias iban encaminadas a centrarse en ello, la esencia de la clave es:

En cualquier ámbito en el que estemos como negocio las cosas también están cambiando. El mercado cambia, el cliente cambia, las cosas que ayer funcionaban mañana no lo harán… las empresas que se adaptan sobreviven, las que se quedan paradas cierran.

La cuestión es, para Google su mercado estaba cambiando hacia el móvil (ya lo tenían claro hace más de 12 años) y se estaban centrando en cómo adaptarse, muchísimo tiempo antes que el resto.

¿Sabemos hacia donde está cambiando nuestro mercado? ¿Estamos trabajando para adaptarnos e ir un paso por delante?

6.- Puedes ganar dinero sin ser malvado

Google tenía antes como principal filosofía esta clave, era su famoso: Don’t be evil. 

Es curioso que luego fue bajando puestos y ahora apenas ocupa poco más que una nota a piede página. Pero no importa lo que hagan ahora, lo que les llevó adonde están era seguir también este mandamiento.

Si uno abusa, lo acaba pagando tarde o temprano, aunque a corto plazo parezca que no.

Pero no sólo uno puede hacer bien las cosas sin ser malvado, es que hay algo mejor, hacerlas marcando una diferencia positiva. ¿Cómo? Por ejemplo con nuestro apoyo a causas sociales o a otras iniciativas más allá del beneficio económico.

Podemos ser mejores que Google mostrando que no basta con no ser malvado sino con ser de los que hacen un poco mejor este mundo.

Pueden ser gestos pequeños, como ofrecer algo útil sin nada cambio, como hicimos aquí con este software para planes de empresa.

7.- Siempre hay más información ahí fuera

Google tiene el objetivo de ordenar y hacer accesible toda la información que hay en el mundo (según sus propias palabras). En este punto habla de que siempre hay más. Primero fueron las páginas html, luego pudieron indexar pdf’s, bases de datos… pero siempre hay más.

¿Qué quiere decir en términos generales?

Que siempre hay más que hacer para nuestros objetivos y que la clave está en la mejora continua.

Primero lo hicieron con las páginas estáticas, pero no se quedaron ahí, luego fueron las dinámicas, luego poder leer el texto de los pdf’s… todo un proceso de mejora continua y constante, porque siempre hay más que conseguir, siempre se puede mejorar un poco más… Con sus actuales algortimos y la inteligencia artificial, ya no busca términos, responde directamente a preguntas y ofrece exactamente, al primer vistazo, lo que realmente estás buscando. Incluso cuando no sabes muy bien qué es.

Y no se van a detener ahí.

Así es como crece Google, gradualmente, ensanchando sus límites poco a poco.

8.- La necesidad de información cruza todas las fronteras

Google sabe que seas de donde seas precisas aquello a lo que ellos se dedican, información, pero también tienen la inteligencia como para adaptarse a cada país y cada particularidad.

Un noruego precisa encontrar información como puede necesitarlo un español, pero un noruego y un español no son iguales, no les gustan las cosas de la misma forma, pueden tener distintas prioridades, no se refieren a lo mismo incluso cuando dicen algo parecido.

Google analiza, se adapta al terreno donde va y ofrece una experiencia personalizada a su cliente acorde con las circunstancias. 

Es decir, comprende bien sus propias claves reconociendo que el cliente es el rey y adaptándose a él.

9.- Puedes ser serio sin un traje

Los dos fundadores de Google, si quieren, pueden entrar tatuados hasta arriba y con el pelo rojo en una sala de conferencias llena de ejecutivos elegantes. Les van a hacer caso igualmente, van a escuchar todo lo que tengan que decir, ¿por qué?

Porque importan los hechos, esos son los que demuestran la seriedad y Google ya ha demostrado quién es y lo que hace.

Si usted ofrece un servicio excelente a un cliente, si puede demostrar lo que dice, a éste le dará igual que vaya a verle con una camiseta chillona. A su cliente le importa que usted le ofrece algo que los demás no y que le satisface.

A su cliente le importa la prueba, no la vestimenta.

Los hechos son los que cuentan y Google demuestra que es el mejor buscador, que es lo que importa. Pero es necesario puntualizar.

Cuando no se nos conoce, cuando no hemos tenido la oportunidad de demostrar con hechos siempre es recomendable que, además de ser profesionales, lo parezcamos.

Puede que luego, y mientras sigamos manteniendo nuestro estándar de excelencia y nos conozcan, a nuestros clientes les dé igual «la corbata». Pero si antes de llegar a la cima los fundadores de Google hubieran buscado inversores sin demostrar nada y con bermudas brillantes, probablemente no les habrían hecho tanto caso como ahora.

10.- Excelente no es suficientemente bueno

La frase es autoexplicativa. Mejora continua y no detenerse nunca en buscar más allá de la propia excelencia.

Google entiende que el mercado se mueve y la competencia también. Si uno se conforma con ser bueno, otros no. Buscarán ser excelentes y se llevarán nuestro trozo de tarta… No hay secretos, sólo hay mejora continua y la búsqueda por superarse un poco más cada día.

Llegar arriba no es el objetivo de Google, es solo el comienzo y para cualquier empresa debería ser así.

No sólo por una cuestión de superar sus límites, sino por pura supervivencia. Porque si no nos seguimos esforzando, no duraremos mucho en nuestra posición ventajosa y puede que el próximo artículo hable de las claves del éxito de la empresa que destronó a Google…

Tenga éxito en su idea con el Curso GRATIS para emprendedores

Ir arriba