lenguaje no verbal

¿Cuál es la principal característica a cultivar si queremos ser emprendedores?

La Resistencia. En todos los sentidos.

Tanto la Resistencia para que nuestra empresa perdure en el tiempo con condiciones adversas, como la Resistencia personal ante la crítica y los reveses.

Eso incluye la resistencia ante el no, que es una de las más complicadas de obtener, porque al fin y al cabo somos seres humanos y duele que nos digan que no.

En nuestra actividad como emprendedores nos vamos a llevar un 90% de negativas. “No” a esa alianza que buscamos, “no” a la venta, “no” al crédito…

Y si no nos estamos llevando un gran porcentaje de “noes” a lo largo del día, especialmente en lo que se refiere a Marketing y Ventas, entonces es señal de que no lo estamos intentando lo suficiente.

Todas las demás características: como el genio, el carisma, una inteligencia sobrenatural, ser especiales de alguna manera… Están sobrevaloradas y no son la piedra angular sobre la que un emprendedor de verdad se construye.

Nada hay más común que genios fracasados que nunca hacen nada o gente extremadamente inteligente que se queda atrapada en trabajos de apoyo, como el habitual informático de turno a las órdenes de personas mucho menos dotadas intelectualmente.

La capacidad de resistir lleva mucho más lejos a los emprendedores que cualquier otra cosa, porque va a haber infinidad de momentos en los que nuestra mente (e incluso los que nos rodean) va a decirnos que lo que hacemos no merece la pena, que mejor sentarse y descansar, como hacen la mayoría.

Tener la resistencia para continuar en esos momentos y no ceder es lo que cuenta.

Esto no tiene nada que ver con estar ciego y seguir remando en algo que claramente se está hundiendo. Es obvio que eso no nos va a llevar a ninguna parte.

Me refiero al hecho de ser capaces de hacer lo que los demás no hacen.

La mayoría de emprendedores que tienen éxito presentan esta característica, están dispuestos a hacer lo que los demás no.

Cuando los otros optan por tomarse el fin de semana libre, ellos trabajan planificando su iniciativa.

Cuando los demás eligen desconectar el cerebro delante de la televisión, los emprendedores optan por seguir pensando en cómo mejorar ese producto o nuevas formas de promocionarse.

Cuando le llaman por teléfono para tomar unas cervezas, tiene la resistencia para decir que no y seguir poniendo empeño en su empresa.

Tampoco me estoy refiriendo a ser un tipo gris que sólo se dedica a trabajar, pues el descanso y tener una vida aparte, son fundamentales para ser emprendedor y no volverse loco.

Me estoy refiriendo a que cuando el deber llama o la adversidad aprieta, se sientan y trabajan, desechando las distracciones.

En la parte personal eso significa ponerse la armadura contra el fracaso, un concepto del cual ya hablé en “Confesiones de Emprendedor” y que, si no lo recuerda o no lo ha leído, le recomiendo que eche un vistazo.

Cuando eres emprendedor el viento se pone en contra, especialmente al principio. La inercia quiere seguir dejando las cosas como están y el emprendedor quiere cambiar la situación. Por eso comienza una lucha de resistencia, una que acaba pronto con los genios que no hacen realidad sus ideas o los líderes carismáticos que no tienen sustancia tras las palabras.

Mientras que a esos se los lleva el viento que sopla en dirección contraria, el que consigue avanzar y llegar a sitios es el que resiste, el que pone el escudo de su cabezonería y da otro paso hacia el objetivo.

Ahora ya lo sabe, no necesita ser especial, lo cual es una buena noticia, sólo necesita cultivar la resistencia para llegar a los sitios que se propone.

3 Comentarios

  1. Lo del junco, que se dobla pero que no se quiebra, lo del agua “be water, my friend” que se amolda o arroya todo a su paso pero en esencia sigue siendo lo mismo. Estoy de acuerdo, la resistencia es el principal valor, y ahora que las condiciones son más adversas, con mayor motivo.

    Ánimo a todos los emprendedores!!!

    Un fuerte saludo.

    Jaime Roset
    Terranatur.es
    Naturaleza Activa.

Comments are closed.