El poder de una persona

hablar en publico

Una nota rápida en medio de la vorágine de sacar adelante un nuevo proyecto (por eso estos días ha estado la web un poco más silenciosa de lo habitual).

Por una de esas casualidades (pues hace unos años ya que estoy a severa dieta de información/opinión) leo en El País que Warren Buffet invierte en un banco y los mercados (o sea la bolsa sube).

Lo cual me muestra interesantes lecciones sobre cómo nos comportamos las personas, las empresas y "los mercados"…

Lección 1: En tiempos de incertidumbre siempre miras a aquellos a los que concedes autoridad REAL para saber qué hacer.

O lo que es lo mismo que nuestro instinto más arraigado de imitar a líderes cuando la cosa no va bien sale a la luz. Buffet tiene un intachable historial de inversión, ha vivido varias crisis y ahí está, no sólo saneadamente millonario sino también con una ética que lo hace un referente.

Conclusión, es un líder en su "mercado", él se mueve con un gesto de confianza y de repente miles de inversores también tienen confianza haciendo subir los mercados… él gesto de un hombre supera el monumental plan de rescate de todo un gobierno (toda una lección sobre autoridad REAL).

¿Qué hubiera ocurrido si hubiera decidido hablar para decir que esto es un desastre y que todo su dinero lo entierra en un cofre de tesoro?

Todo lo contrario y realmente que haga eso o que hable negativamente no cambia la actividad, ni el producto ni la efectividad del marketing de muchas de esas empresas que, con las mismas cifras objetivas, pueden pasar en un segundo de estar en un estado de "emergencia" a tener más confianza… y por tanto actuar de una manera u otra al día siguiente.

(De todas formas hace ya mucho que la bolsa se mueve por múltiples causas que poco tienen que ver con cómo va realmente y cuál es el valor real de la empresa que cotiza).

Lección 2: Hasta en lo más malo siempre hay ganadores y perdedores en estas situaciones.

Unos caen pero otros van a comprar oro a precio de saldo, algo oí de que China ya ha adquirido un buen pedazo de esto y otros bancos están moviéndose para devorar y digerir a los que se tambalean.

La ruina de unos es un festín y frotarse las manos para otros. De esto van a salir unos cuantos el doble de ricos de lo que ya eran.

Lección 3: En estas situaciones uno puede aprender más de cómo somos las personas que con todos los libros que se hayan escrito.