marca personal
marca personal

Hoy hablamos de liderazgo, pero en vez de centrarnos en lo que todos los libros sobre el tema repiten, vamos a ver lo que se ha demostrado que funciona. Con datos de este mismo año 2014.

Si queremos ser líderes, y no me importa si es de nuestra empresa, nuestro departamento o nuestro entorno, hay una serie de características y habilidades a cultivar. En el caso de liderazgo en los negocios, enseguida nos vienen a la cabeza las imágenes icónicas de tipos trajeados y arrogantes. ¿Son así los verdaderos líderes? ¿Cuál es la característica clave? ¿La autoconfianza, la decisión, la dominación?

Pues vamos a ver aquí el inesperado factor de liderazgo que se ha encontrado cuando se ha estudiado de verdad el tema, en vez de repetir lo que mitos y libros han dicho siempre. Veamos esos estudios y resultados.

El verdadero secreto

No hace falta dejarlo para el final, el inesperado rasgo que prácticamente todos los buenos líderes compartían era: la humildad. Ahora, esto puede ser una sorpresa porque estamos acostumbrados a la imagen que siempre hemos visto en televisión.

Pero nuevas investigaciones de este mismo año, citadas en el Administrative Sciece Quarterly descubrieron que es la humildad el rasgo de liderazgo que produce el mejor rendimiento en una organización.

Se estudiaron los líderes de 63 empresas chinas y a unos 1.000 empleados de las mismas. Los líderes humildes solían «empoderar» al equipo de gestión que tenían por debajo, los cuales hacían lo mismo con el resto de equipos. No me gusta nada ese nuevo término tan de moda ahora de «empoderar» para traducir «empowerment», pero para lo que se quiere enseñar aquí, habremos de aceptarlo.

La cuestión es, cuanto más responsabilidad, confianza y poder otorgas a los que están bajo tu mando mayor motivación proporcionas. Este es un hecho demostrado desde hace algún tiempo, que no es el dinero el verdadero motivador, sino otras cosas como esa. Pero claro, ¿quién confía, proporciona responsabilidad y poder a un subordinado? ¿Quién lo anima y lo «empodera»? Un líder humilde.

Como si fuera una cascada, esa actitud de humildad y empoderamiento iba descendiendo a los niveles por debajo, incrementando los indicadores de rendimiento en el trabajo y compromiso con el mismo.

Los autores del estudio comentan cómo eran estos líderes humildes. Cito:

“La humildad se manifiesta en autoconciencia» (en vez de ceguera, nota mía), «apertura al feedback, apreciación de los demás y poco auto-foco en sí mismos».

«Son conscientes de sus talentos, habilidades y limitaciones […] y no tienen necesidad de figurar o de dominar a los demás».

O lo que es lo mismo, el verdadero poder no es del que lo demuestra. Ya se ha comprobado ampliamente que el mayor signo de poder y dominio de una situación no es la dominación, ni la demostración, es la relajación. Sólo quien se siente verdaderamente poderoso y en control está relajado.

No se trata de un efecto de la cultura oriental

Sin embargo, aunque hemos visto el estudio más reciente, no es el único que ya señalaba este factor. Analizando 1000 compañías norteamericanas de la lista Fortune, ya se vio que un factor importante que diferencia a los mejores líderes de los que simplemente eran buenos, era la modestia. Esos datos se recogieron en el muy recomendable libro Good to Great que investigó durante mucho tiempo e infinidad de datos, qué hacía que una empresa se diferenciara y pasara de meramente buena a grande de verdad.

Podemos ir olvidándonos de las imágenes de «El lobo de Wall Street» y películas similares. Son geniales como entretenimiento, pero no nos enseñan a ser líderes.

Obviamente la autoconfianza y la capacidad de tomar decisiones e, incluso dar un puñetazo en la mesa cuando hace falta, son necesarias. Pero lo que funciona, de verdad, es mantener la humildad. Sin ella, esos otros rasgos sólo son los del tirano, no los del líder.

2 Comentarios

  1. Hola, Pablo:

    ¿Puedes probar de nuevo? Desde aquí se descarga sin problema, es posible que se haya debido a un error temporal.

    Un saludo.

Comments are closed.