Cómo hacer un seguimiento de precios para vender más

Análisis de precios

El precio que pongamos a un producto es fundamental para conseguir la venta. Es un tema tan importante, y del que se ignora tanto, que hasta hemos escrito un libro al respecto.

Para ciertos tipos de negocios, como tiendas online o físicas que venden productos muy similares a los de la competencia, el precio determina casi toda la venta.

Es probable que alguna vez haya visto en su supermercado a personas escaneando precios con un aparato, o que ciertas tiendas punteras tienen igualados los precios de los productos que venden hasta el céntimo, no importa si van variando diariamente.

Eso es porque se está realizando un seguimiento de precios, una de las estrategias más poderosas e ignoradas por muchos negocios.

Cuando tenemos competencia cercana y el producto que vendemos es similar o de las mismas marcas, ese marcaje en precios es lo que determinará una enorme mayoría de ventas. Por eso, vamos a ver cómo realizar un seguimiento de precios en nuestro negocio y qué alternativas tenemos.

Como podremos comprobar, algunas son muy potentes y otras son muy curiosas.

Las 5 opciones principales para hacer un seguimiento de precios

Desde la más profesional y recomendable, hasta ingeniosas soluciones manuales, siempre habrá alguna que se adapte a nuestro caso o nuestros objetivos.

1- Seguimiento de precios automatizado en tiempo real mediante aplicaciones especializadas

Si se ha preguntado cómo hacen esas tiendas online para tener los precios ajustados al céntimo para no perder ventas, la respuesta es las aplicaciones profesionales de seguimiento de precios, como por ejemplo, Netrivals.

Esta opción es ideal para tiendas online o para negocios de cualquier tipo cuya competencia tenga esa presencia web con precios.

Se trata de software que:

  • Monitoriza los precios en tiempo real a los competidores que seleccionemos.
  • Controla la evolución de dichos precios.
  • Detecta patrones de fijación, con lo que podemos llegar a prever posibles estrategias de bajada y adelantarnos.

Esta, sin duda, es la opción ideal, porque podemos controlar en tiempo real a los competidores que haga falta y obtener la máxima información posible.

Sin embargo, no es la única alternativa, tenemos otras, aunque no serán tan completas ni efectivas.

2. Seguimiento de precios de Amazon mediante extensiones del navegador o aplicaciones móviles

No cabe duda de que la mayoría de negocios, tanto online como físicos, compiten con Amazon. Es por eso que querremos controlar bien las variaciones de precio en los productos que vendemos y que también están en la tienda de Jeff Bezos.

Para ese seguimiento de precios podemos usar extensiones de nuestro navegador Chrome, como Keepa, por ejemplo.

Del mismo modo, una búsqueda rápida en las tiendas de aplicaciones móviles para iOS y Android nos mostrará apps que permiten realizar también este seguimiento de los precios den Amazon.

Están enfocadas para compradores, pero el uso puede ser igual de útil para ciertos negocios.

3. Seguimiento de precios mediante Anytracker, aplicación de Android

Una manera ingeniosa de hacer un seguimiento de precios, si tenemos un móvil Android, es usar la aplicación Anytracker.

Esta app permite ir a una web, seleccionar una parte de la misma y la aplicación nos notificará de cualquier cambio en esa parte de la web cuando se produzca.

Aunque no es estrictamente una aplicación de seguimiento de precios, se puede usar para eso. Puedes ir a una tienda online con la aplicación, seleccionar el número del precio en la pantalla y, si ese número cambia, la aplicación te avisa.

Del mismo modo, en lugar de un precio puede ser un valor de bolsa, que la página cambie porque estás esperando el resultado de un sorteo o porque el autor haya publicado algo nuevo.

Es una solución ingeniosa y útil, aunque, obviamente, no es tan poderosa como una aplicación especializada, además de que requiere bastante trabajo manual, igual que esas aplicaciones de control de precios de Amazon.

4. Seguimiento de precios manual

Esta es la única opción si tenemos que hacer seguimiento de los precios de la competencia cuando se trata de tiendas físicas.

Del mismo modo, si se trata de negocios online, pero por lo que sea no podemos usar las opciones anteriores, tampoco vamos a tener más remedio que esta anotación manual de variaciones de precio que detectemos cuando visitemos a nuestros competidores.

Tendremos que ir a la tienda como esos encargados de escanear precios de los que hablábamos al principio, o contratar a alguien para que haga ese trabajo.

En el caso de tiendas web, deberemos visitar a menudo a la competencia y anotar todo en una hoja de cálculo. Es interesante que, ya que hacemos ese trabajo, vayamos almacenando el esfuerzo que realizamos, para ver el historial de cambios de precio y detectar tendencias, aunque sea de manera artesanal.

El truco para no agotarnos en el intento, si lo hacemos manualmente, es centrarnos en el seguimiento de precios del 20% de productos que más vendemos.

Es lo que tendrá más impacto en nuestras cifras globales. Tratar de seguir los precios de todos los productos, incluso los más baratos o que apenas se venden, no merecerá la pena.

5. Seguimiento de precios mediante webs comparadoras

En Internet existen muchas webs que comparan el coste de los productos en diferentes tiendas y nos pueden ser útiles en ese seguimiento de precios.

De nuevo se trata de una solución «manual» que requerirá trabajo por nuestra parte, pero es interesante sondear estas webs de comparación, porque pueden ser muy útiles para ciertos negocios o situaciones concretas.

Cuando trabajamos con márgenes justos y productos de terceros, el precio es lo que marca toda la diferencia.

Pequeñas variaciones pueden llevarse casi todas las ventas sin que nos demos cuenta.

Por eso, es fundamental el marcaje cercano y tener alguna estrategia de seguimiento de precios. Seguramente, podrá explicar esas épocas en las que, de pronto y sin motivo aparente, las ventas parecen bajar o subir sin que hayamos hecho nada especial.

Ir arriba