prestamos online
prestamos online

Los préstamos online están a nuestra disposición, los hay de todos los tipos y para todos los gustos, desde aquellos que nos ayudan a pagar un vehículo o un nuevo electrodoméstico, hasta los que se limitan a solventar necesidades urgentes de liquidez. Pero, aunque las situaciones en las que se piden préstamos son cada vez más diversas, todavía hay muchos consumidores que no saben bien cómo decidir si merece la pena pedir un préstamo online.

Matchbanker.es nos da varias claves para tomar una mejor decisión.

1) Para qué se va a usar el dinero

Por lo general, utilizar el dinero para algo productivo suele ser más recomendable que hacerlo para satisfacer un capricho. Arreglar el coche que usamos para trabajar, suele ser mejor justificación que comprarnos una televisión de última generación. Cuanto menos productiva sea la finalidad del dinero, más conservador debes ser.

2) Proporción de los ingresos

Las devoluciones de deudas no deben suponer más de un 30 % de nuestros ingresos. En ocasiones, el préstamo se paga completamente al final. Aunque así sea, lo más razonable es ahorrar progresivamente para acumular el dinero del pago final poco a poco. Distribuye la deuda entre el número de meses y comprueba qué proporción de tus ingresos deberías ahorrar para tener dicha cantidad ahorrada al final del plazo del préstamo. Como es lógico, si prevemos que nuestros ingresos se van a reducir o eliminar, es algo que debemos tener en cuenta y no dejar a la improvisación.

3) Haz una predicción

Para tomar una mejor decisión es buena idea tratar de hacer una predicción de nuestros ingresos y gastos en los meses venideros hasta el final del préstamo. Aunque no podemos predecir cuándo se averiará nuestro coche o una tubería, sí que podemos anticipar muchos gastos como regalos de navidad, vacaciones de verano, compra de los libro del cole en septiembre, etc. Gracias a nuestro planning, podremos ver qué meses serán los más difíciles y tratar de ahorrar una cantidad extra los otros meses para compensar los pagos en aquellos meses con más gastos.

4) Sé realista

Si nunca has sido capaz de ahorrar, no hay nada que haga pensar que está vez sí lo harás. Para pedir un préstamo hay que ser conservador porque los impagos tienen consecuencias graves.

5) Lee el contrato entero

Los contratos de préstamos explican detalladamente las situaciones que puedan surgir. Es importante leerlos, porque puede que te des cuenta de comisiones que se aplicarán si ocurre una u otra cosa (impagos, devoluciones anticipadas, extensiones de plazo). Leerlo te ayudará a ser más consciente de todo lo que tienes que tener en cuenta.

6) Plantéate si puedes esperar

Especialmente si tienes dudas sobre si podrás pagar, puede ser más aconsejable esperar y empezar a ahorrar una cantidad de dinero equivalente a las cuotas del préstamo que pagarías si lo pidieses. Así, al final del plazo de ese supuesto préstamo, podrás hacer el pago sin necesidad de endeudarte ni poner en riesgo tu patrimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here