6 formas de promocionar un negocio físico

Promocionar negocio fisico

La promoción de un negocio físico, principalmente tiendas y locales comerciales de todo tipo, se diferencia bastante de la promoción de una iniciativa online o de una empresa cuyos clientes son otras empresas (B2B).

Por eso, vamos a ver las principales formas de promocionar esta clase de negocios y qué es lo más importante para que tengan visibilidad y clientes.

Comprobaremos que hay aspectos fundamentales muy específicos que no podemos ignorar.

1. Ubicación, ubicación y ubicación

Si tenemos un negocio físico que queremos que visiten los clientes, lo más importante es su ubicación. Ella sola puede marcar toda la diferencia a la hora del éxito.

Un negocio mediocre, en una ubicación por la que pasen muchos clientes potenciales, tendrá más probabilidades de conseguirlo que una iniciativa excelente, pero muy mal ubicada.

Un local de copas al lado de otros locales existosos se puede beneficiar, por pura inercia, de los clientes que rebosan de esos otros lugares porque estos ya están llenos.

En general, las premisas básicas de una buena ubicación son:

  • Cuanta más gente pase por delante de la puerta, mejor.
  • Si estamos al lado de actividades similares o complementarias, mejor.

Lo primero es obvio y, respecto a lo segundo, si ha ido a renovar el carné de conducir, habrá visto cómo alrededor hay tiendas de fotos y locales de revisión médica. Del mismo modo, cerca de algunos supermercados suelen aparecer tiendas de fruta (el punto débil de muchas grandes superficies).

Sin embargo, no debemos fiarlo todo a la ubicación. Como siempre, se trate de la actividad que se trate y sea del tipo que sea, debemos destacar.

2. Escaparate y primeras impresiones

Igual que somos perezosos y la ubicación importa mucho, las primeras impresiones también. Es por eso que debemos hacer un esfuerzo por mostrar la mejor cara posible de nuestro negocio.

La gente que pase por delante nos echará un vistazo por encima y debemos aprovechar ese instante fugaz para captar toda la atención posible. Es por eso que debemos:

  • Configurar un escaparate espectacular, con lo que más se venda.
  • Mostrar una cara acogedora y destacada si somos, por ejemplo, un local para tomar algo.

Una manera de mostrar muchas cosas sin necesidad de cambiar el escaparate es mediante pantallas led de Visual Led. Ellas pueden mostrar lo más destacado y, además, hacerlo incluso cuando estemos cerrados. De esa manera, aprovecharemos mucho más esa ubicación (que suele costar dinero).

Del mismo modo, existen también pantallas led interiores de Visual Led. Estas pueden servir para hacer las esperas más amenas y también publicitar servicios adicionales a aquellos que ya están allí.

Por ejemplo, una pantalla de este tipo en la sala de espera de una clínica, puede mostrar procedimientos médicos o estéticos que despierten la curiosidad y el deseo.

3. Buzoneo

No podemos fiar todo el negocio físico a la ubicación y su aspecto, es necesario que nosotros también vayamos donde está el cliente. Como muchos negocios físicos suelen tener un carácter local, acciones sencillas y baratas, como el buzoneo por la zona, siguen siendo interesantes.

La clave del éxito es la misma que para cualquier otro medio de promoción: el incentivo.

Si yo solamente reparto un folleto con mi nombre y mi dirección, tendré menos éxito que si hay un incentivo egoísta para ir, como una fiesta de inauguración o un descuento si nos traen dicho folleto. Eso último, además, nos permitirá comprobar la eficacia de la campaña según el número de folletos que nos devuelvan.

4. Programas de fidelización

Más importantes que los clientes potenciales son los clientes ya conseguidos. Es más sencillo conseguir que un cliente repita compra que convencer a un desconocido para que dé el paso por primera vez.

Por eso, programas de fidelización, puntos, incentivos para que vuelvan, etc, siempre ayudan.

5. Trato personal

Toda pequeña empresa puede diferenciarse en el trato exquisito a sus clientes. Es la ventaja fundamental frente a negocios grandes, que por tamaño no pueden dedicarse de manera tan personalizada a sus clientes.

Además, el trato personal es la clave para conseguir esos clientes que vuelven a comprar.

Por ejemplo, un bar en el que conocemos por el nombre a los que vienen, y hacemos el esfuerzo de recordar que toman, triunfará sobre cualquier otro, aunque el café que pongamos no sea el mejor.

¿La clave? Hacer sentir especial al que nos visita, como un amigo. Todos queremos eso y, todos queremos una segunda casa y, si la tenemos, iremos más a menudo.

6. Experiencia insuperable

Siempre digo que los emprendedores de verdad saben que no venden un producto o servicio, sino una experiencia completa. Algo que abarca el antes, durante y después de la compra en sí.

Muchos no entienden que deben crear esa experiencia, pero se ha demostrado que pequeños detalles, como que una tienda huela bien, hace que vendan más. En serio, es algo que se ha estudiado una y otra vez.

Hacer sentir cómodo, dejar que toquen la mercancía, ese trato del que hablábamos, comprar el mejor café además de conocer el nombre de quien lo toma… Si un negocio físico quiere triunfar, debe construir esa experiencia insuperable.

Como vemos, las formas de promocionar un negocio físico no son difíciles, pero requieren trabajo. Un trabajo que muchos no están dispuestos a hacer. Mejor así, más fácil para los emprendedores de verdad, que entienden que la experiencia del cliente está en el centro de todo.

Ir arriba