5 consejos para negocios de hostelería en crisis

5 consejos para negocios de hostelería en crisis

Es indudable que la crisis actual del coronavirus ha afectado de manera más intensa al sector de la hostelería. El golpe está siendo muy fuerte para muchos, pero eso no significa que no se pueda hacer nada.

Por eso, hoy queremos dar una serie de consejos para que los negocios de hostelería puedan resistir e incluso crecer.

De hecho, para muchos de ellos puede ser el empujón definitivo que les permita modernizarse, ampliar su actividad, abrir nuevos caminos y fortalecerse.

Los que mejor se adapten saldrán más fuertes de esta crisis y construirán los cimientos de una iniciativa más rentable, especialmente cuando todo esto pase.

Veamos cómo lo están haciendo los negocios de hostelería que están capeando esta crisis y aprovechándola para ganar terreno.

1. Abrir o impulsar el negocio de comida para llevar

Lo tuviéramos en marcha o no, la línea de negocio de comida o venta de productos para llevar es la principal tabla de salvación de gran parte de la hostelería para esta crisis.

Si no tenemos ese servicio, es hora de considerarlo. Si ya lo tenemos, es hora de poner nuestro empeño para que sea el mejor.

Esto puede implicar algo de inversión pero, por suerte, esta no tiene por qué ser muy elevada.

Hemos de dotar a nuestro servicio con envases para llevar de comidas y bebidas, una máquina de envasar al vacío, así como cubiertos y accesorios que hagan la experiencia de llevarse la comida (y consumirla) un deleite.

Desde cafés para beber por el camino o en el trabajo, hasta tapas, bocadillos, comidas o cenas envasadas de manera higiénica y segura. Debemos adaptarnos al hecho de que, por el momento, esta va a ser la tónica.

La buena noticia es que esta inversión que hagamos ahora puede seguir siendo una línea de negocio rentable cuando todo esto pase. No solo conservaremos a los clientes que siempre han venido a por ese café o ese menú, sino que podemos conseguir nuevos fans.

2. Adaptar la oferta y tratar de aumentar el valor por venta

No solo se trata de invertir en que nuestra oferta se pueda llevar, lo ideal es adaptarla a cosas que encajan mejor con esa manera nueva de consumir.

Quizá no hacíamos postres o dulces, pero con una sencilla plancha para gofres o tortitas, podemos tratar de que compren algo adicional para acompañar ese café que ahora se pueden llevar.

Del mismo modo, esa oferta de cafés se puede adaptar y ampliar. A lo mejor no hacíamos capuccinos, vieneses o combinaciones, pero es hora de considerarlas.

Todo esto debe ir encaminado a aumentar el valor de la venta a un cliente, que es una de las 3 maneras principales de aumentar los ingresos de cualquier negocio.

Así, quienes se llevaban un café solamente, quizá quieran probar una nueva variedad (más deliciosa para ellos y rentable para nosotros) y acompañarla de un dulce. De esta manera, lo que era una consumición de algo más de 1 euro se puede duplicar o triplicar.

3. Cuidar la seguridad e higiene (y publicitarla)

Debemos cuidar siempre los protocolos de seguridad e higiene ante esta crisis del coronavirus, y cumplirlos a rajatabla.

Eso da tranquilidad a los clientes y puede suponer incluso una ventaja competitiva respecto a muchos otros negocios. Si nos fijamos, algunos no cumplen demasiado bien, o cumplen, pero no lo publicitan especialmente.

Según datos de Google, el interés de términos de búsqueda como: «¿es segura la comida para llevar?» y otros temas similares se han incrementado un 650%.

Al cliente le preocupa esto y, por eso, debemos mostrar de manera destacada que cumplimos. Y si vamos un paso más allá, mejor, porque así muchos nos elegirán antes que al resto.

Lo que algunos ven como un fastidio, para otros puede ser una fuente de ventaja.

4. Poner un sistema de pedidos online

Lo ideal es que, si no lo hemos hecho ya, demos el salto a la red, con una web de nuestro negocio de hostelería.

En él podremos publicitar esa seguridad del punto anterior y permitir un sistema de pedidos online para fomentar los dos primeros consejos, como la posibilidad de llevarse lo que vendemos y la oferta ampliada que pueden consultar online.

Muchos temen esto, porque una tienda o una web parecen algo complicado y caro. Nada más lejos de la realidad.

Se puede tener una página básica por muy poco y empezar un sistema de pedidos online tan sencillo como hacerlo por WhatsApp. Inversión prácticamente cero que, como el resto de consejos, se pueden quedar en el futuro y darnos un valor añadido para siempre.

En otras situaciones, puede ser interesante una alianza con empresas de reparto al estilo Deliveroo o Glovo y ver si nos compensa.

Y por supuesto, no puedes olvidar las redes sociales y tener, por ejemplo un Instagram para empresas. Las redes pueden ser una excelente plataforma de promoción, comunicación e incluso venta.

El mayor enemigo es querer complicarse y tener algo perfecto, pero el 99% de los negocios de hostelería no necesitan una tienda online ultramoderna ni una gran inversión en una web de último diseño.

Al contrario, especialmente en tiempos como estos es mejor ser rápido y empezar cuanto antes con el sistema más sencillo posible.

5. Centrarnos en el marketing más que nunca

La mayoría de negocios de hostelería apenas se promociona y se la juega a la única carta de su ubicación.

Mejor, más ventaja para nosotros.

La mayoría de negocios también recorta gastos en tiempos de crisis y una de las primeras víctimas es el marketing.

Mejor de nuevo, más ventaja para nosotros, que podemos ocupar el hueco que ellos dejan.

La realidad es que todo los consejos anteriores no funcionaran si nuestros posibles clientes no saben que los hemos puesto en marcha.

De nuevo, el enemigo es querer complicarse y hacer una promoción como las de las grandes marcas. Eso no funciona en negocios pequeños, nuestro aliado son las acciones de marketing directo más sencillas.

Por ejemplo, un buzoneo por la zona. Fácil y barato. Y a la hora de promocionarnos, nada de eslóganes vacíos o intentos de imitar el marketing que vemos por televisión.

Lo mejor es el marketing de educación, es decir, explicar qué estamos haciendo…

  • Para ser su opción de comida y bebida segura, con las medidas que hemos puesto.
  • Cómo hemos ampliado nuestra carta, con nuevas ofertas.
  • Cómo tenemos la posibilidad de que nos llamen o envíen un mensaje al número que hay en el folleto y se lo llevamos o lo recogen de manera segura.

En marketing, aunque no lo parezca, es mejor la honestidad que el ingenio.

Podemos incluso apelar a la simpatía por el negocio hostelero y su situación. Muchos responderán.

Es innegable que los negocios de hostelería no lo están pasando bien, pero los periodos de crisis pueden serlo también de oportunidad. Además, la historia nos enseña que las crisis, vengan por una pandemia, motivos financieros o lo que sean, pasan y terminan.

Lo que hagamos ahora puede reforzarnos más que nunca. Y es más, en tiempos de crisis es cuando cambian los liderazgos. Si trabajamos duro, y con un poco de suerte, puede que seamos uno de los que terminan en mejor posición que antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba