El aspecto más importante y más subestimado de un emprendedor es la mentalidad.

Sin embargo muy pocos emprendedores se plantean esto, apenas hay un trabajo de introspección para ver si hay algo en nosotros que está produciendo esos resultados y o una ausencia de los mismos (en el primer caso tendríamos que ver cómo potenciarlo y en el segundo cómo corregirlo).

De la mentalidad que tenga un emprendedor surgirá todo lo demás en su empresa, igual que hasta la última hoja de una planta surge de una sola semilla. Dependiendo de cómo pensemos, cuáles sean nuestros valoes y cómo tengamos "programada" nuestra cabeza, nuestra iniciativa (y lo que hagamos cada día con nuestro tiempo) puede ser un completo desastre o llevarnos al puerto que queremos. 

Conectando con este tema Stephen Covey publico hace ya tiempo todo un legendario "best-seller" que además resulta muy recomendable, se trataba de Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas.

He aquí un vídeo subtitulado del propio Covey donde define cuáles son esos hábitos. Sinceramente, si como emprendedores no los tenemos interiorizados y forman parte fundamental de  nuestra mentalidad… bueno, en ese caso entonces puede que estemos pidiendo a un peral que nos dé manzanas. Y lo que es peor, puede que nunca nos demos cuenta de ello….

www.hsmglobal.com