Cómo posicionar bien en Google cuando la competencia es dura

posicionar en SEO con mucha competencia

Todo el mundo quiere el número 1 en Google. Muchas empresas crean buenos contenidos, optimizan las palabras clave, siguen todas las buenas prácticas del SEO y, aún así, no consiguen una buena posición en el buscador.

¿Por qué?

El motivo principal, en la mayoría de casos, es que la competencia por esa palabra clave o término de búsqueda es demasiado dura.

Las páginas que ocupan los primeros puestos tienen muchos enlaces, más antigüedad, más prestigio según Google…

Hay que tener en cuenta que cada vez es más difícil ser visibles para términos breves y jugosos con muchas búsquedas. Si dichos términos son rentables y populares, empresas grandes, con agencias de marketing poderosas detrás y excelentes creadores de contenido a sueldo, van a estar compitiendo contra nosotros.

Cómo posicionar bien si hay demasiada competencia

En muchos de esos casos, los términos para los que se pretende posicionar son demasiado genéricos, una o dos palabras, como «asesoría fiscal», «comprar móviles», etc.

Por eso, la mejor estrategia es reenfocar nuestro contenido para un término de búsqueda de «larga cola», es decir, que contenga más palabras.

Normalmente, a más palabras, menor dificultad.

Un ejemplo de posicionamiento para la larga cola

Imaginemos el caso de un negocio que quiere posicionar para la búsqueda «empresa de catering».

Probablemente, ese término esté demasiado competido y, sobre todo si es una nueva empresa, le resultará demasiado difícil alcanzar un buen puesto, al menos al principio.

Por eso, tenemos varias opciones de ir a por los términos de larga cola.

1. Posicionar en una larga cola geográfica

Eso significa añadir más palabras clave relacionadas con el ámbito de operaciones del negocio.

Así, en vez de empresa de catering, podría probar con el término: «empresa de catering L’Empordà», si es que trabaja ahí.

De esta manera, dejamos de competir con gran parte de la empresas más poderosas y no nos veremos muy afectados en las posibles ventas porque, de todos modos, los clientes buscarán un negocio cercano geográficamente.

2. Posicionar en una larga cola de especialización

En este caso, podemos optar por añadir términos que tengan que ver con aquello en lo que somos especialistas. De esta manera, se podría tratar de posicionar en: «catering para bodas y celebraciones».

En Recursos para Pymes siempre insistimos en la importancia de la diferenciación respecto a la competencia. Una de las mejores formas de diferenciación es la especialización en ciertos tipos concretos de trabajo.

Al fin y al cabo, si yo tengo una boda por delante, preferiré a quien se posiciona como experto en esos eventos, antes que al genérico que hace de todo.

3. Añadir otros modificadores al término principal

Que suelen ser palabras de características del negocio que busca el usuario, como: «mejor, rápida, moderno, sencillo, fácil, el año en el que estamos…».

Por ejemplo, en vez de tratar de posicionar para: «software de contabilidad» posicionamos para: «mejor software de contabilidad de 2020» o «software más sencillo de contabilidad».

Y por supuesto, podemos combinar estas 3 opciones entre ellas para construir esa «larga cola».

Por qué funciona apuntar a la larga cola en SEO

Yo puedo obtener 1000 visitas al mes de dos maneras fundamentales:

  • Estar bien posicionado en 1 término muy buscado que me da 1000 visitas.
  • Estar bien posicionado en 10 términos menos buscados (y por tanto menos competidos) que me dan 100 visitas cada uno.

Hoy día, lo segundo es mucho más fácil que lo primero.

La importancia de la optimización del contenido para la larga cola

Especializarnos en términos de larga cola tiene otra ventaja, permite optimizar mejor el contenido y dar una mejor experiencia al usuario.

Al final, los negocios no quieren visitas por el mero hecho de conseguir visitas, eso es vanidad. Lo que quieren son ventas y eso se consigue dando exactamente la respuesta que busca quien llega hasta nosotros.

Así, si alguien va buscando catering para bodas, quiere información concreta sobre ese aspecto, no sobre catering en general, ni catering para eventos empresariales o cumpleaños. Quiere bodas, y si llega a un contenido donde se explica qué debe hacer, qué tener en cuenta para triunfar en eso, muestra experiencia y, además, hacemos fácil contactar o aclarar dudas, es más probable que nos elija porque nosotros le hemos dado valor y respuesta concreta.

Si llega a un contenido muy genérico sobre el tema, tiene que pasar tiempo buscando qué información es la relevante, qué debe hacer o tener en cuenta para que la boda sea un éxito… Los visitantes son muy promiscuos, la mayoría no emplearán tanto esfuerzo en separar el grano de la paja y buscarán otra página que responda, exactamente, a su cuestión.

La premisa básica en cuanto a SEO (y en cuanto a competencia en general) es esta: Nunca debemos enfrentarnos con los poderosos en lo que es su punto fuerte.

Debemos buscar el nicho no tan competido y tratar de dar la respuesta especializada más valiosa. Eso significa ir a por la larga cola, a por los términos e búsqueda con más palabras que siguen siendo interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba