tres-emails
tres-emails

Hemos comentado ya en la sección Premium que el Marketing, en redes sociales, es ya imprescindible. No tanto porque las campañas realizadas en ellos tengan resultados espectaculares (el e-mail Marketing, bien hecho, sigue siendo muy superior), sino porque supone una plataforma con la que crear y comunicar con una audiencia, así como un sitio en el que encontrarnos cuando busquen en Internet. De esa manera podemos controlar parte de la conversación que se produce en la red sobre nosotros.

Hemos de tener en cuenta que dicha conversación en la red se va a producir, queramos o no. Por eso es conveniente que, al menos una parte, la dominemos e influyamos en ella.

En el momento de escribir estas líneas, Facebook sigue siendo la reina de las redes sociales. Ya hemos hablado de consejos y resultados de pruebas de Marketing en Facebook, y hoy vamos a seguir por ese camino.

Como siempre, el objetivo en la sección Premium es tenerle al tanto de los últimos resultados reales e innovaciones en Marketing. Por eso hoy vamos a ver los resultados reales que se obtuvieron al poner a prueba los consejos más habituales que se dan sobre Marketing en Facebook. En concreto vamos a ver los resultados de pruebas reales como éstas:

  1. Escribir en Facebook en momentos que no son pico de actividad.
  2. Escribir más frecuentemente en Facebook (6 veces al día).
  3. Escribir menos frecuentemente en Facebook (1 vez al día).
  4. Hacer preguntas en los posts que se hacen en Facebook.
  5. Cambiar el estilo del post.
  6. Poner sólo enlaces.
  7. Poner diferentes tipos de imágenes con los enlaces.

Vamos pues a saber lo que funcionó mejor.

1. Escribir en Facebook en momentos que no son pico de actividad

El consejo habitual suele ser escribir en Facebook antes o después de las horas de trabajo, que es cuando (se supone) la gente consulta más dicha red. Algunos datos, como los de la empresa Track Maven, sugerían que esta era la mejor estrategia, al evitar picos de actividad de las empresas y, por tanto, una gran cantidad de ruido con todo el mundo escribiendo. Buffer, la empresa experta en Marketing en redes sociales, decidió ver si éste, y otros consejos, funcionaban.

Para ello lo primero que hizo en general fue una toma de datos de los resultados que estaba teniendo hasta ese momento. Eso le permitió tener una base sobre la que actuar a la hora de medir los resultados.

Luego decidió, para esta estrategia concreta, poner sus actualizaciones de Facebook a las 7:00 de la mañana y a las 23:00 horas de la noche. Sus resultados fueron.

  • Ligero incremento de alcance (+6%) y clics (+10%) a las 7:00 de la mañana.
  • Gran incremento de alcance y clics a las 23:00 horas. Tuvo un 25% más de clics en contenido y aumento general de alcance y clics en todas las actualizaciones, fueran de contenido o bien de otro tipo.

2. Escribir más frecuentemente en Facebook (6 veces al día)

Aunque ya vimos estudios que sugerían que la frecuencia de las actualizaciones en Facebook no debía ser muy grande y se reducía a una o dos diarias, algunos gurús sugerían que, si uno escribe más, al final el número de clics global, que es lo que cuenta, sería superior por el efecto de acumulación.

Puestos a corroborar si eso es verdad o no, los expertos en Marketing de Buffer se propusieron escribir a estas horas: 5:00 a.m., 8:00 a.m., 11:00 a.m., 11:50 a.m., 13:07 y 16:00.

¿Resultado de hacerlo 6 veces al día? Una ligera bajada en clics y alcance.

Eso ocurría de modo más acusado en los posts que incluían multimedia, con un descenso del 20%. En lo que se refiere a frecuencia, parece que lo mejor en Facebook sigue siendo no pasarse y mantener lo que decíamos, entre 5 y 10 posts semanales.

3. Escribir menos frecuentemente en Facebook (una vez al día)

Ya vimos que la frecuencia ideal está entre uno y dos posts al día. La cuestión es, ¿qué pasa si se reduce al mínimo de uno al día? Estableciendo una única actualización, enviada a las 9:00 de la mañana, el resultado fue, de nuevo, un ligero descenso, más acusado en el alcance que en los clics.

Por lo que parece, los extremos no son recomendables cuando se trata de Facebook.

4. Hacer preguntas en los posts que se hacen en Facebook

Un viejo truco de la psicología de persuasión para implicar, tanto en persona como por escrito, es hacer preguntas. Se decidió probar esta técnica para ver si el engagement o implicación de los usuarios era mayor también en la red social.

Durante unos meses se probó a realizar preguntas abiertas cinco veces por semana. Igualmente se probó a hacer preguntas en los posts con enlaces a historias que se compartían.

¿El sorprendente resultado? Un gran descenso.

De todos los consejos sobre Marketing, éste fue el que peor funcionó. Los clics descendieron hasta en un 50% y el alcance en un 40%. De media, los posts fueron vistos por unas 250 personas menos.

Esto es curioso si la pregunta iba sin enlace para compartir contenido, sí había una ligera subida. El número de comentarios medios de la pregunta sin enlace era de entre 5 y 7, mientras que con enlace fue cero. A ellos les sorprendió, pero esto podría haber sido previsible. Si yo envío un enlace a mi contenido junto con la pregunta, ocurren dos cosas:

1) Te interesa y vas al contenido.

2) No te interesa y no vas al contenido.

Si no te interesa, pues nada, no haces clic y, previsiblemente tampoco vas a responder la pregunta, pues el tema no te interesa. Pero, ¿qué pasa si sí que te interesa? Haces clic, sales de Facebook, lees el contenido y, a lo mejor, si te interesa, comentas al final del contenido. Pero raramente vas a hacer el trabajo de volver a Facebook y comentar allí, eso es aún más costoso que comentar en la web del contenido.

Esta es la cuestión, realmente no es costoso, pero la pereza en Internet tiende a infinito. Mucha gente lee, a alguna le interesa y a un pequeño fragmento de esos le interesa tanto que aporta contenido comentando o respondiendo preguntas. Poner otra dificultad en el camino para hacerlo (tener que volver y, a lo mejor repetir lo que has comentado en el lugar donde leíste el contenido), es pedir demasiado. Sí, nos hemos vuelto así de perezosos en Internet.

5. Cambiar el estilo del post

Hay un montón de maneras de configurar lo que se escribe en Facebook, en este caso se probó lo siguiente:

  • Sin texto en el cuerpo del post, sólo un enlace.
  • Múltiples líneas de texto.
  • Firma.
  • Post muy corto.
  • Post muy largo.

Al compartir un enlace, Facebook recoge una imagen que haya en la página de dicho enlace, mostrándola junto con el título y algo de texto del contenido. Pues bien, veamos resultados.

  • Sólo el enlace: menos clics. Sobre un 10% menos con este método.
  • Múltiples líneas de texto. Dos o tres frases en varios renglones, haciendo el post mas vertical. Algunos clics más. Añadió entre 3 y 4 clics de media por post
  • Usar una firma. Esta es una estrategia que consiste en terminar el texto que escribes con tu nombre, como si firmaras. Los expertos que probaron esto decidieron coger esta estrategia porque vieron que, un medio especializado como el Social Media Examiner la utilizaban. Les resultó intrigante y concluyeron, acertadamente, que ”algo debería haber detrás si es que la usaban”. El resultado de añadir este pequeño toque personal fue de más clics, entre 8 y 10 clics de media más por post. Y la táctica es tan sencilla como poner tu nombre al final de la frase a modo de firma, por ejemplo: ”este es un contenido que me ha sorprendido – Isaac”. El toque personal funciona prácticamente siempre.
  • Texto muy corto. De unos 40 caracteres o menos, como presentación breve y luego se comparte el contenido (enlace, vídeo o lo que sea). Unos pocos más de clics.
  • Texto muy largo. Con una introducción más amplia a lo que se va a compartir. Curiosamente, dio el mismo resultado que el texto muy corto, algunos clics más. Ambos tampoco fueron nada como para pregonarlo, pero unos pocos siempre vienen bien.

6. Poner sólo enlaces

Aunque publicar sólo enlaces hacía descender los clics, es importante saber que Facebook pone más importancia en ese tipo de posts que en los que se componen de contenido propio y escrito íntegramente en el recuadro para ello.

¿Qué significa eso? Que la mayor conclusión del experimento fue que poniendo sólo enlaces, Facebook daba más peso a ese contenido a la hora de buscar por parte de la gente.

El resultado pues de esta estrategia fue de grandes incrementos en los resultados de búsqueda. La media de alcance creció un 20%, los clics un 10%.

7. Poner diferentes tipos de imágenes con los enlaces

Cuando publicas enlaces en Facebook a tu blog, ya hemos dicho que la aplicación recoge imágenes que haya en el post. Normalmente esas imágenes son las típicas fotos de stock que puedes ver en la parte superior de artículos como éste. Lo que decidieron probar es a cambiar esa imagen por otra que también se incluía en el artículo y que es un ”teaser”, como una introducción al post con una frase de encabezado.

Vea un ejemplo de lo que usaron.

facebook

¿Resultado? La imagen teaser funcionaba mucho mejor que las habituales imágenes de stock, con gente sonriendo, ordenadores o similares. Estamos hablando de un 85% más de clics en algunos casos y un alcance aumentado un 33%.

Si se fija, estas imágenes son un perfecto encabezado de ”carta de venta”, intentando transmitir el principal beneficio de leer el artículo. Está vendiendo lo que vas a leer. Teniendo en cuenta que nos vemos más atraídos por imágenes que por texto, este resultado no es sorprendente y conviene apuntarse a esta estrategia.

Así que aquí las tiene. Y algunos de los resultados que mejor funcionaron, apenas cuestan unos minutos de aplicar.