A lo largo de estos años, he recibido muchos correos y cuestiones acerca de optimizar el SEO de una página. Es decir, cómo puede un negocio posicionar bien su página en Google y que la encuentren.

Dentro del marketing online, suelo tratar el SEO menos que otras estrategias por motivos que ahora no vienen al caso. Sin embargo, me gustaría dar una respuesta básica a muchos de esos correos que me han preguntado en todo este tiempo.

Por eso, quiero proporcionar una orientación sencilla, útil y sin entrar demasiado en lo técnico. De esa manera, aunque alguien no tenga ni idea de optimización de páginas y algoritmos de Google, puede comprender la estrategia de la que hablo.

Así pues, esto es lo que le diría a un amigo emprendedor que me preguntara qué puede hacer para mejorar su SEO y ser encontrado en Internet.

La casi imposibilidad de posicionar bien en términos genéricos

Recursos para Pymes tiene un historial de más de 12 años y un contenido que rebasa los 1.000 artículos. Aunque no sea lo más importante, eso proporciona un peso a la hora de posicionar en ciertos términos.

Lo mismo ocurre con webs grandes, que generan muy a menudo contenido de muy alta calidad. De un tiempo a esta parte, ayudadas por agencias de marketing y SEO, esas grandes empresas están dominando casi cada nicho imaginable.

Los negocios son un juego acumulativo en el que unos pocos ganadores se llevan casi todo. Cuando se trata de Internet, ese efecto acumulativo se multiplica.

Eso significa que, con el desembarco de las grandes empresas y los esfuerzos de marketing de contenidos que están haciendo (desde hace unos dos años me estoy dedicando a trabajar en eso y puedo asegurar que se está invirtiendo mucho), las pequeñas empresas y emprendedores lo están teniendo cada vez más difícil para posicionar bien en buscadores.

Así, si has creado una asesoría fiscal o un despacho de abogados, y quieres posicionar por esos términos tan genéricos, va a resultar casi imposible debido a la saturación de la competencia.

Son términos jugosos, que atraen muchas visitas y, por tanto, muy competidos.

¿Qué se puede hacer entonces si en 2019 has creado una nueva iniciativa? ¿Rendirte?

No, pero no puedes ir a la guerra en el mismo terreno en el que pelean los grandes (esos términos genéricos y atractivos con mucho tráfico) porque vas a perder.

Lo que puedes hacer es intentar posicionar en lo que se llaman términos de «larga cola». Cuanto más larga, mejor

Los términos de larga cola y el SEO

Terminos de larga cola en Google

¿Qué significa «larga cola»? Simplemente es un término técnico para búsquedas más largas, que no están compuestas de una sola palabra.

Poniendo un ejemplo: «abogados» es un término genérico y competido, muy difícil de posicionar porque ya no estamos en 2006.

«Abogados Madrid» ya es un término un poco menos extenso, pero seguirá siendo bastante competido. «Abogados desahucio Madrid» ya empieza a ser un término más de larga cola y específico, que tendrá algo menos de competencia (al menos nos quitamos la del resto de España que no esté en la capital y los que no se dedican a esa actividad).

La cuestión es esta: Por regla general, es más fácil posicionar bien en los buscadores para términos de larga cola.

Así que es ahí donde tenemos que dar la batalla, creando contenidos específicos y de calidad, optimizados para esos términos más largos.

El poder de muchas «largas colas»

Esos términos tendrán, obviamente, muchas menos búsquedas que el resto. La misión es, que para juntar un tráfico decente, la estrategia es posicionar bien en todos los términos de larga cola que podamos.

Es decir, que la estrategia general, en vez de intentar pelear por pocos términos con mucho tráfico es pelear por muchos términos con poco tráfico, que serán batallas muchos más fáciles de ganar.

La suma del tráfico de esos términos nos debe ayudar a conseguir las cifras deseadas de tráfico que queremos.

Cómo obtener buenos términos de larga cola usando modificadores

Para conseguir juntar suficientes términos de larga cola, lo que hacemos es ir añadiendo modificadores al término general. Por supuesto, tienen que ser términos relevantes para nuestra actividad.

Si somos «abogados en Madrid», no tiene sentido intentar posicionar para «abogados en Málaga». Aunque pudiéramos hacerlo, ese término no tendrá ningún valor para nosotros.

Los visitantes, de hecho, se marcharán decepcionados por la mala experiencia, al no ser lo que buscaban.

Modificadores a añadir al término general para conseguir términos de larga cola en los que posicionar

Los modificadores sobre los que tenemos que pensar pueden ser:

1. Modificadores de lugar

Siguiendo con el ejemplo, pueden ser modificadores como:

2. Modificadores de experiencia

La clave hoy día es especializarse en algo para destacar, podemos trasladar eso a nuestra larga cola, añadiendo como modificador eso en lo que somos expertos.

  • Abogados de desahucios.
  • Abogados expertos en desahucios.
  • Abogados de divorcios…

3. Modificadores de adjetivos

Muchas personas que buscan en Internet añaden adjetivos a los términos generales, por ejemplo:

  • Mejores abogados de desahucios.
  • Abogados baratos en Madrid.
  • Abogados económicos de divorcio…

4. Modificadores de tiempo

Muchos usuarios también buscan modificando por tiempo, sobre todo, por años, para sacar resultados en vigor y que no les lleven a páginas desactualizadas.

El principal modificador de tiempo suele ser el del año en el que estamos. Así, 2019 se suele añadir mucho a las búsquedas que se hacen ahora mismo.

En este caso, si somos abogados y generamos contenidos sobre el tema, un buen modificador es añadir el año a lo que hacemos. Por ejemplo:

  • Leyes de divorcio 2019
  • Leyes de desahucio 2019…

5. Mezclando varios modificadores

Como vemos, es ideal mezclar varios modificadores para crear términos de larga cola más extensos, por tanto menos competidos y también muy especializados, como por ejemplo:

«Mejores abogados de divorcios en Alcalá de Henares».

La ventaja de los términos de larga cola muy concretos

La desventaja de estos términos ya la he comentado. Tienen muchas menos búsquedas que los términos generales. A cambio, la ventaja es que quienes hacen búsquedas más concretas suelen tener también una intención más concreta hacia la contratación o la compra.

Es decir, que es menos tráfico, pero en términos técnicos de venta, posiblemente será «más cualificado».

Al final, muchas visitas genéricas también implica muchas visitas que no acabarán en nada, o generan mucho trabajo para poco rendimiento.

Automatizando el encontrar términos de larga cola

Ubersuggest página principal

Siempre digo que el arte que se ha perdido en Marketing es el de la empatía, ponerse en la piel del cliente que busca lo que vendemos.

En el SEO, pasa lo mismo. Por eso, hay que recuperar esa empatía y ponerse en esa piel del cliente.

  • ¿Qué están buscando exactamente esos clientes potenciales?
  • ¿Cómo lo expresarían exactamente en la barra de búsqueda de Google? O, mejor aún porque cada vez es más común, ¿cómo lo preguntan de viva voz a su teléfono? ¿Qué términos usan?

Y con esos términos, generar contenido de alta calidad que tenga probabilidades de posicionar.

Para esto, podemos ayudarnos de varias herramientas que ya nos dicen qué busca la gente y qué términos utilizan. Eso nos ahorrará una buena parte del trabajo.

Una de esas herramientas es UberSuggest. En ella, escribes el término que quieres, y van apareciendo otros de larga cola que está buscando la gente.

Buscando términos generales en ubersuggest

Como vemos en el ejemplo, si ponemos «abogados» ya nos avisa de que es una palabra difícil y competida. Pero lo que nos interesa es la opción de la parte izquierda que pone «Ideas de palabra clave».

Si pulsamos en ella, nos aparecen búsquedas con varios términos (de larga cola) que, como vemos, también nos dice (en la última columna SD) que están menos competidos que el término general.

Ubersuggest términos de larga cola

En mi experiencia, esos indicadores de dificultad son muy relativos y no hay que fiarse demasiado, pero son un buen indicador inicial.

La herramienta también nos permite exportarlos todos en formato csv. De esta manera, tenemos una lista cómoda entre la que elegir esos términos sobre los cuales generar contenido de calidad.

¿Por qué no he empezado por aquí?

Primero, porque quiero que quien lea esto comprenda el concepto y los porqués que hay detrás, en vez de hacer clic sin entender la esencia de lo que está haciendo.

Segundo, porque las herramientas son un buen apoyo pero, especialmente en el SEO, no debemos fiarnos de todo lo que dicen como si estuviera grabado en piedra.

Como vemos, la estrategia general de no ir a pelear donde están los grandes, con las armas de los grandes, se aplica al SEO y al marketing online.

Tenemos que buscar esos nichos y rincones que no están tan ocupados, hacernos fuertes ahí e ir consiguiendo tráfico con muchos términos de larga cola, que se adapten a nosotros. De hecho, deberíamos empezar por colas verdaderamente largas, es decir, búsquedas de, como muy mínimo, tres términos o más. Especialmente en nichos muy disputados, no vamos a tener otro remedio.

Conforme vayamos generando tráfico y reputación, de cara a los usuarios y los buscadores, ya podremos plantearnos, a medio plazo, «atacar» términos más generales.

Así están las cosas hoy día, y esto es lo que realmente le diría a un buen amigo que me planteara esta inquietud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here