De vez en cuando me preguntan mi opinión sobre el Marketing en redes sociales. Tanto se oye, que todo el mundo quiere saber.

Esto no es nuevo, cada cierto tiempo aparece la nueva tendencia en Marketing que nos salvará. ¿Es el Marketing en redes sociales esa gran esperanza? ¿Se desvanecerá como una moda y será sustituida por otra?

Para empezar, el Marketing en Redes Sociales no va a arreglar que tengamos una estrategia general de Marketing débil. Es una pieza más, pero siempre me fascina la creencia en la “bala mágica”. Es como creer que por hacer un determinado ejercicio veinte minutos a la semana compensaremos todo el resto del tiempo de inactividad. O que por comer cierto fruto con cualidades maravillosas vamos a contrarrestar que el resto de las comidas sean horrendas.

El Marketing en ”Social media” como se suele llamar, es un componente más de nuestra estrategia y sí, es necesario nos guste o no, por dos motivos principales.

  1. Ha venido para quedarse. No importa si hoy es Facebook, mañana Twitter y pasado domina otra red social, la tendencia a comunicarnos de esta manera puede ser nueva, pero no desaparecerá. Al contrario, igual que Internet e igual que con la televisión en su día, ha venido para quedarse y crecer. Puede que en el futuro se la interacción se haga de otra manera o en otras redes, pero se hará y las reglas serán parecidas. Sea como sea, igual que ahora en la formación de Marketing es normal incluir un curso de marketing digital, lo ideal es plantearse también un curso social media. ¿Por qué? Muy sencillo, porque para jugar a algo bien, lo primero es conocer las reglas. Si no, puede ser un desastre, como veremos más adelante.
  1. Nos guste o no, las redes sociales afectan a las empresas. Aunque no queramos saber de ella, va a haber una conversación sobre nuestra empresa y productos en las redes sociales. Podemos ignorarla o podemos participar e incluso intentar dominarla. La cuestión es ésta: todo lo que ignoramos en este sentido crece a nuestras espaldas como si fuera un incendio. Si no actuamos sobre ello, ese crecimiento puede ser de maneras inesperadas y, quizá, poco beneficiosas.

La importancia de los primeros

El tema con Internet es que es un entorno donde los primeros casi siempre se lo llevan todo. Los primeros que supieron ver los mejores dominios se los quedaron por precios ridículos, las páginas que empezaron antes suelen aparecer más altas en los buscadores, los que sabían de Marketing por e-mail ahora tienen listas enormes de contactos y aquellos que aprendieron sobre marketing de pago por clic en su día coparon las mejores oportunidades…

La cuestión es, el Marketing en redes sociales aún no ha madurado a la hora de escribir estas líneas, pero pronto lo hará. Mientras tanto, sigue habiendo más oportunidades que dentro de un tiempo.

El verdadero lugar del Marketing en Redes Sociales

Si bien todo lo anterior es cierto, no es cuestión de destinar todos nuestros esfuerzos a Marketing Social y dejar lo demás. Tiene que ser una pieza más del engranaje, pero no la única.

Primero porque sus rendimientos son inferiores todavía a otros medios de marketing digital, como el correo electrónico, que hoy sigue siendo el rey.

Segundo, porque los retornos de la inversión no están claros. Personalmente siempre divido el Marketing en Atracción y Persuasión. A día de hoy, el Marketing en Redes Sociales tiene su mayor efecto en la persuasión.

Hoy día, nos guste o no, la gente nos va a buscar en Internet porque es así como se informan primero. Eso también irá a más y nos encontrarán en las redes sociales. Si no nos encuentran, mala señal. Si nos encuentran y ven que no hacemos caso, que tratamos mal a alguien o que no sabemos desenvolvernos, entonces es peor señal. Se han llevado una mala imagen que nos va a costar enmendar. Por eso la importancia de aprender las reglas del juego y no sólo de integrar las redes sociales en el Marketing, sino de hacerlo bien, para que no jueguen en nuestra contra.