Me gustaría ahondar un poco más en el tema de aplicaciones y gestión de una empresa, porque no quiero llamar a equívocos tras el reciente artículo dedicado a comentar las herramientas que uso personalmente para eso.

La realidad es que llevar una empresa es una actividad difícil e importante que determinará la existencia de la misma y el futuro laboral de muchas personas. Esta implica una serie de procedimientos y acciones necesarias para el cumplimiento de sus objetivos, rutinas que a lo largo del tiempo se han resumido tradicionalmente en cuatro pasos:

  1. Planificación.
  2. Organización.
  3. Dirección.
  4. Control.

Sin embargo, los tiempos cambian. A pesar de que esa fórmula clásica sigue funcionando, se necesita más que estas cuatro cosas para sacar adelante de manera satisfactoria una empresa. Como todos los sectores de la industria, cualquier organización, sin importar su fin, debe adaptarse a las nuevas tecnologías.

Tener conocimiento y estar a la vanguardia de las nuevas aplicaciones, gadgets y demás herramientas avanzadas, ayuda en gran medida a mejorar. Si no caes en la trampa en la que yo caía, estar al tanto de las innovaciones tiene muchas más ventajas que inconvenientes, no nos engañemos.

Además, estos programas también agilizan el trabajo, haciéndolo más sencillo y ahorrando tiempo que podemos dedicar a otras actividades, como conseguir clientes.

Agilizando la gestión de tu empresa con una aplicación integral

Hoy día, es inevitable tener que usar un software que permita, en pocas palabras, optimizar el rendimiento de una empresa en muchos ámbitos.

Cuando empecé, estas aplicaciones eran escasas y caras, pero ahora es posible manejar una empresa en su totalidad, de manera sencilla y sin necesidad de tener una amplia experiencia, a través de una simple aplicación.

Algunas de ellas, como es el caso del software de gestión para empresas de Holded, son capaces de ayudar a realizar ciertas acciones como:

  • Llevar la contabilidad y todo lo relacionado con las finanzas.
  • Hacer el inventario.
  • Facturación.
  • Gestionar plataformas para clientes y empleados, y mucho más.

Un software de este tipo funciona para todas las áreas que pueda poseer una empresa, desde el sector administrativo hasta el de recursos humanos, ambos de gran importancia para el mantenimiento y desarrollo de cualquier organización.

Ventajas de tener una aplicación para la gestión empresarial

Los beneficios de utilizar una herramienta de este tipo son:

1.- Aumentar la productividad general de la empresa.

2.- Gestionar óptimamente el marketing, especialmente el online.

3.- Crear una plataforma con un sistema para clientes, de manera que podrás trabajar con ellos de manera online.

4.- Mantener una comunicación con todos tus empleados. Además, también puede ayudar a agilizar todo lo relacionado con el departamento de recursos humanos: contrataciones, liquidaciones, vacaciones, solo por nombrar algunos procedimientos cruciales.

5.- Realizar todas las tareas de contabilidad y finanzas de la empresa de manera automática, incluyendo el control diario del inventario y las facturas.

6.- Controlar tu día a día con un calendario, pudiendo programar citas, tareas, recordatorios, etc.

La complejidad del manejo de una empresa hoy en día ha aumentado demasiado como para poder hacerlo todo a la manera artesanal.

Por mucho que reivindicara el papel en ese artículo del que hablaba al principio, por ejemplo, lo cierto es que no puedo abstraerme de la necesidad de colaboración online, gestión informatizada de proyectos a largo plazo o gestión del conocimiento…

Afortundamente, hoy en día tenemos una oferta amplia de esa clase de aplicaciones integrales y muchas de ellas permiten probarlas gratis. No podemos desaprovechar esa ventaja. Porque la herramienta perfecta no existe, pero es el mejor momento para seleccionar entre muchas buenas opciones.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here