Inbound Marketing frente al Marketing Tradicional

Inbound y marketing tradicional

La experiencia que busca cualquier cliente al consumir la publicidad de una empresa evoluciona constantemente, y junto a esta transformación debemos realizar ajustes para poder captar de una manera efectiva. Los consumidores están cansados de sentirse saturados por métodos de venta que resultan invasivos en algunas ocasiones. Por este motivo, es necesario crear una experiencia más personalizada y ajustada a las necesidades de nuestra audiencia. 

A continuación, comentamos las diferencias entre Inbound Marketing y Marketing Tradicional, para comprender definitivamente la estrategia correcta que debe aplicarse en diferentes situaciones.

Interrupciones vs Soluciones

El marketing tradicional cuenta con ventajas, pero hay que aceptar que en ocasiones puede llegar a ser un obstáculo o interrupción en la vida de las personas. Este tipo de venta llega sin previo aviso, sin importar si el usuario desea realmente saber sobre este servicio o producto. 

Diferentes estudios y análisis realizados han determinado las reacciones de la audiencia ante este tipo de marketing. El Inbound Marketing surge como una alternativa completamente diferente, cuyo objetivo es resolver un problema o cubrir una necesidad.

El objetivo de este tipo de marketing es ayudar al usuario a resolver un inconveniente que nuestro producto es capaz de solucionar, sin necesidad de hacerle saber si el nuestro es el mejor o es el único que puede hacerlo. 

Empresa vs Consumidor

Aquí encontramos una de las principales diferencias entre ambos tipos de marketing. La forma de venta bajo el esquema tradicional tiene como principales objetivos intentar generar un posicionamiento de la marca en la mente del consumidor, sin ningún tipo de preparación previa. 

En contraste, el Inbound Marketing es mucho más directo, tiene una intención intrínseca, que ofrece la oportunidad a un cliente de valorar si nuestro producto es realmente de su interés. Se trata de un proceso de captación gradual que puede convertir a un extraño en un cliente potencial. 

El Inbound Marketing desarrolla una estrategia de guía para los consumidores, quienes generalmente tienen dudas acerca de sus necesidades reales. Aunque requiere de una mayor inversión de tiempo, es una manera mucho más eficaz de conseguir nuevos clientes. 

Interacción para las ventas

El poder de la comunicación y la manera en que la llevamos a cabo en una estrategia de ventas es crucial para alcanzar el éxito en nuestra publicidad sin perder dinero y trabajo.

El marketing tradicional les dice a los clientes únicamente lo que desea transmitirles, pero el Inbound Marketing puede crear un vínculo mucho más cercano con la audiencia, generando una experiencia interactiva que involucra al potencial cliente con el producto y rompe con los esquemas tradicionales. 

Velocidad vs Efectividad

Hay que inclinar la balanza en este punto a favor del marketing tradicional si lo que quieres son resultados en el menor tiempo posible. Y es que el Inbound Marketing requiere de un proceso más lento. 

No obstante, en términos de calidad, el Inbound Marketing se posiciona por encima, ya que su objetivo es proporcionar a los clientes recursos útiles y garantizar soluciones. Esto es algo que sin duda requiere de más trabajo y precisión, pero también asegura que los resultados serán más estables.

Comparte si crees que este contenido es interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tenga éxito en su idea con el Curso GRATIS para emprendedores

Ir arriba