Renovar los muebles de oficina

Si tienes una oficina desde hace algunos años, probablemente te preguntes si ha llegado el momento de renovar el mobiliario. En ese caso es recomendable que consultes la información que encontrarás a continuación, ya que te daremos la respuesta.

¡Deja de darle vueltas!

Hay personas que no cambian su mobiliario de oficina, aunque tenga muchos años, por falta de tiempo o de dinero. Pero lo cierto es que esto es perjudicial para el negocio, en la medida en que resulta fundamental trabajar en un espacio de trabajo bien acondicionado para ello.

Por suerte, en la actualidad existen soluciones profesionales que proporcionan a los empresarios las mejores y más rápidas opciones a la hora de renovar los muebles de oficina. Trabajar en un ambiente cargado en exceso, o que cuente con elementos que puedan distraer, hace que disminuya el rendimiento de los trabajadores. De ahí la importancia de que el mobiliario de la oficina se encuentre en las mejores condiciones.

Hay muchos estudios que han puesto de manifiesto que se trabaja de forma más eficiente, y es más fácil concentrarse, en un espacio con mobiliario adaptado y específico para las tareas que se deban desempeñar en él. Entre el cual hay que destacar las mesas y sillas regulables que se puedan adaptar al usuario.

Por otra parte, los muebles de oficina que no estén en perfectas condiciones pueden hacer que los trabajadores padezcan dolores de espalda, contracturas, molestias lumbares y cervicales, cefaleas, mala circulación debida a posturas incorrectas y dolores de cabeza. Todo lo cual puede conducir a la necesidad de solicitar la baja médica.

Plantéate ir cambiando de muebles de oficina en estos casos

Pues bien, sabiendo todo esto, ¿cuándo es momento de cambiar el mobiliario de la oficina? En primer lugar hay que observar si los muebles con los que cuenta este espacio de trabajo se corresponden con la filosofía y el logotipo de la empresa, y el sector al que esta pertenece. Es importante contar con un espacio de trabajo personalizado, que permite identificar la marca con facilidad.

También hay que tener en cuenta si el mobiliario acumula desperfectos, lo cual es muy común que ocurra a causa del paso del tiempo. De ser así, dejará de ser atractivo a nivel estético, mermando a su vez su funcionalidad.

Se debe prestar especial atención también a si las personas que trabajáis en la oficina tenéis sillas, mesas, estanterías, etc., adaptadas a vosotros. Lo cual significa que sean regulables en altura e inclinación, y que configuren un espacio de trabajo ordenado y equilibrado en el que sea fácil concentrarse y motivarse.

En caso de que tu oficina esté en un edificio más bien antiguo, en el que no se haya realizado casi ninguna reforma, y pienses trasladarla a un lugar mejor, también puede ser una buena ocasión para darle una renovación de aires completa a tu oficina cambiando el mobiliario. En ocasiones, los muebles que encajaban en un lugar no terminan de hacerlo en otro, así que aprovecha la ocasión para diseñar una nueva oficina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here