Siempre lo digo, lo importante en cuanto a tareas de administración y soporte es delegar. La informática, la facturación, la fiscalidad… Son áreas que requieren un conocimiento extenso y, afrontémoslo, no son ni agradables ni apasionantes, al menos para la mayoría de emprendedores.

Pero claro, hay casos, como el propio, donde se tiene formación en economía y amplia experiencia en fiscalidad. En esos casos, delegar la administración de la facturación y los impuestos no tiene mucho sentido, pues tardo lo mismo, o menos, con una gestión propia.

Sin embargo, incluso en casos como estos, lo principal es encontrar las herramientas adecuadas que lo hagan todo más fácil y rápido. La cuestión es ésta, uno no va a ganar dinero haciendo sus impuestos o realizando una factura, son trámites necesarios, pero que no aportan beneficio al negocio. En esos casos, mi misión es quitarlos de en medio de la manera más sencilla que me robe menos tiempo.

El pasado (y presente)

Durante años he realizado la facturación con un software fiel en Windows, que me ha servido muy bien, pero se está quedando desfasado y, sobre todo, para mi modo de trabajo resulta una distorsión. Personalmente trabajo en movimiento, con distintos ordenadores y distintos sistemas operativos. Eso me “rompe” porque si he de viajar o pasar días fuera del sitio habitual, el trabajo de facturación está en un ordenador fijo de un sitio concreto.

Por eso, de un tiempo a esta parte, estoy buscando soluciones de facturación online. Durante un tiempo no me inspiraba demasiada confianza lo de tener facturas y datos en la nube, pero afrontémoslo, Internet está aquí para quedarse, como en su día la televisión. Es más, no está para quedarse, está para ser cada vez más importante.

Primera parada

Mi primera parada de búsqueda de una aplicación de factura online ha sido Factura2. Según ellos se pueden controlar ingresos, gastos y generar facturas desde cualquier ordenador y cualquier sitio con una conexión a Internet. Así que me propuse investigar ese servicio a fondo.

factura2 aplicación de factura online
factura2 aplicación de factura online

Lo primero que llama la atención de Factura2 es un diseño moderno, cuidado y una facilidad de uso. Puedes probarlo gratis 30 días. Siempre digo que no hay mejor marketing que demostrar, así que no me lo pensé mucho. Introduje un email y un usuario y enseguida tenía un correo de confirmación, en el que tienes que pinchar un enlace. Con eso, estás en la primera pantalla de la aplicación. Allí te piden los datos básicos para realizar tus facturas, subes tu logotipo y tu imagen y ya puedes empezar a funcionar.

A partir de ahí la pantalla que te recibe es un cuadro de mando donde tienes tus ingresos, gastos y datos principales de ventas. De esa manera y de un vistazo puedes ver la situación general, cuáles son tus principales fuentes de negocio, etc.

Cuadro de mando de Factura2
Cuadro de mando de Factura2

Realizando una prueba, el software genera facturas profesionales que puedes imprimir y enviar a clientes. El diseño es cuidado y sencillo.

Más allá de la factura

En Factura2 puedes gestionar también contactos y proyectos, proveedores, etc.

El diseño responde perfectamente al dispositivo en el que estés usando el software, de modo que su usabilidad en tablet y móvil es buena. Su diseño agradable y sobre todo sencillo. No tiene aplicación específica para móvil o tablet, pero debido a que el diseño se adapta bien tampoco es un requisito imprescindible.

Igualmente las facturas que puedes realizar son ilimitadas y el precio muy ajustado, lo cual es de agradecer.

El veredicto

Para 2015 quiero tener toda la gestión de proyectos, archivos y facturas en la nube por pura comodidad y mejor flujo de trabajo. En esta primera toma de contacto Factura2 aparece como muy sencilla, no necesitas conocimiento alguno y la aplicación te lleva de la mano en lo que tienes que hacer. Además de eso tiene vídeos y tutoriales sobre su funcionamiento.

Para alguien sin conocimientos previos, Factura2 es sin duda extremadamente sencillo de usar y muy agradable a la vista. En diseño, facilidad y usabilidad, ha puntuado alto.

En definitiva, es una aplicación para pymes y un buen software autonomos. En mi gesta por ser poder capaz en cualquier sitio y desde cualquier ordenador, una herramienta así es lo que estoy buscando.

Estos meses que le quedan a 2014 estaré probando más soluciones, para tener la decisión cuando comience 2015. De hecho, es muy posible que haga toda una serie de artículos sobre herramientas que utilizo para optimizar el flujo de trabajo.