emprender sin dinero

Sin duda, emprender es hoy más fácil que nunca. Los trámites son menores y la tecnología nos permite hacerlo incluso desde casa.

Esa tecnología y el contexto actual también permiten que haya formas de emprender sin dinero, o con muy poco.

Si bien antes siempre necesitabas una inversión inicial, un lugar físico o un stock de mercancías, hoy es posible iniciar un negocio sin necesidad de disponer de capital o infraestructura.

Por eso, he aquí 4 formas de emprender sin dinero y qué es necesario para que tengamos éxito en ellas.

1. Crear y vender productos sin inventario, con nuestro diseño y creatividad

Si tenemos una vena creativa, podemos emprender aprovechando que hoy existen las empresas de impresión bajo demanda como Printful.

Estas permiten a los clientes crear y vender sus propios productos con un diseño personalizado.

Esos diseños que creamos se pueden aplicar a todo, desde camisetas, hasta tazas, pasando por fundas de móviles, bolsos, etc.

Como en el resto de modelos de negocio, la principal ventaja es que no se necesita inversión inicial, ya que no requiere de stock ni almacén. Además, tampoco hace falta preocuparse de la logística, ya que estas empresas envían el pedido al cliente final y te dan tu parte.

2. Enseñar a otros

Si tenemos un conocimiento experto sobre algo, podemos enseñarlo a otros sin necesidad de invertir apenas dinero.

Las 2 formas básicas de hacerlo son:

2.1. Publicando libros o productos de información

A través de plataformas de autopublicación, como Amazon, podemos ver nuestro libro en formato digital y en papel. No es necesario invertir de antemano ni tener stock.

La plataforma lo vende, lo envía y nos da nuestra parte, más generosa que la de una editorial tradicional.

2.2. Realizando cursos

En realidad, este es un tipo concreto de producto de información, pero está tan asentado, que merece apartado propio.

Los cursos requieren más trabajo que otros productos de información como puede ser un ebook (otra forma de enseñar a otros), pero también podremos cobrar más si el curso es bueno.

La clave para que funcionen estas 2 formas es que tengamos:

  1. Un conocimiento verdaderamente experto.
  2. Una capacidad pedagógica para transmitirlo. Tanto de manera escrita si se trata de un libro, como personalmente si usamos vídeo en los cursos.

3. Aportar información o entretenimiento que la gente esté demandando

Este modelo de negocio se basa en crear una web (algo que podemos hacer gratis) o grabar vídeos o podcasts sobre temas que la gente quiera conocer, o con un grado de entretenimiento excelente, y conseguir una audiencia lo bastante grande.

Si esto último se produce (aunque lo cierto es que no es nada fácil), entonces podemos monetizarla. La forma básica es mediante publicidad. También resulta la más cómoda porque no tenemos que crear productos ni vender nada, solo dedicarnos a aportar esa información y entretenimiento, creando un contenido superior al que ofrece el resto.

Son los modelos de negocio de blogs, Youtubers, Influencers, etc.

Eso sí, si estamos empezando, las claves para conseguir algo son:

  • No tenemos que dedicarnos a un nicho demasiado competido.
  • Debemos poder orientarnos a largo plazo, es decir, resistir, porque el primer año (y seguramente también el segundo) no conseguiremos nada.
  • Debemos trabajar las relaciones. Porque generar una audiencia es difícil y la forma más rápida de conseguirla es capitalizar la de alguien que ya la tiene y con quien creamos esa relación honesta.
  • Conocer algo de SEO y de cómo funcionan los buscadores.

Sin duda, es un sector que empieza a estar saturado, pero ocurre lo mismo que con todos los sectores saturados: En realidad no compites contra esos miles que hay por todas partes, sino solamente con unos pocos buenos, que son los que dominan el mercado.

Tenemos que aspirar a ser uno de esos pocos buenos porque si no, no conseguiremos absolutamente nada.

4. Servicios personales que tengan que ver con algo en lo que somos expertos

Puede ser desde pasear perros hasta cuidar a alguien, realizar masajes a domicilio, llevar las cuentas de una empresa, asesorar sobre marketing online, ser entrenador personal, realizar páginas web…

Si tenemos un conocimiento experto en algo, o una habilidad que podemos emplear personalmente, también podemos explotarla por muy poco dinero.

De nuevo, como en la parte de enseñar que hemos visto antes, considero muy importante tener un conocimiento experto para poder aportar valor real. Esto es lo que nos va a permitir perdurar en el tiempo y llegar alto, porque emprender es una maratón a largo plazo.

Hoy día todo el mundo es, por desgracia, coach de los temas más diversos porque una vez, por casualidad, algo le funcionó en lo personal y ahora quieren asesorar a todo el mundo.

No podemos ser uno más de esos, sino expertos con un conocimiento profundo que ayude de verdad a otros.

La mentalidad adecuada a la hora de emprender sin dinero

Si queremos tener éxito a la hora de emprender sin dinero, nuestra mentalidad debe ser la de experimentar y no arriesgar todo a una carta que no hemos comprobado que funciona.

Esto conecta con utilizar la estrategia del Producto Viable Mínimo que explicamos hace poco. Hemos de aplicar ese enfoque y no arriesgar demasiado.

Además de la mentalidad de experimentar, que emprendamos sin dinero no debe ser una excusa para ser emprendedores tacaños.

Siempre debemos buscar la mejora continua y la reinversión en el negocio. Por eso, en cuanto empecemos a ganar algo de dinero, debemos dedicar una parte a hacer el negocio más fuerte y poderoso.

Porque podemos ser emprendedores sin dinero, pero nunca ser emprendedores «baratos». Si nos convertimos en eso, solo crearemos productos y atraeremos clientes que también son así.

Y esa es la manera más rápida de acabar quemados y con la puerta cerrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here