encontrar trabajo
encontrar trabajo

En esta web se suele hablar de marketing y emprendedores. Pero el marketing no es sólo la habilidad para promocionar algo, que sea conocido y se compre. El marketing es una habilidad fundamental que nos puede servir para muchas más cosas, una de ellas, encontrar empleo.

Y estoy es así por algo muy sencillo, el marketing nos sirve para vender y encontrar un empleo es una venta. En este caso, lo que estamos vendiendo es a nosotros, tratando de convencer que lo que ofrecemos es mejor que lo que ofrecen los demás candidatos.

De hecho, gran parte de las relaciones, personales o profesionales, son en realidad una «venta». Queremos que se haga lo que deseamos, queremos que nos «compren» lo que proponemos.

Es por eso que, dado que encontrar un trabajo es una cuestión de Marketing, lo que funciona en Marketing también funciona para aumentar las probabilidades de obtener un empleo.

Así que he aquí unos consejos prácticos y útiles para usar el marketing y que nos ayude a encontrar un trabajo.

1. La proactividad

No me importa si uno busca trabajo en Infojobs, Oficina Empleo, las nuevas apps móviles o recorriéndose la ciudad para dejar currículums. Lo más importante es la proactividad, igual que en Marketing.

Del mismo modo que la oferta de productos es tan grande que es necesario promocionar el nuestro, o nadie lo encontrará y comprará, con el trabajo pasa lo mismo. La oferta es enorme y, hay tanta que, o nos movemos por todas partes para mostrarnos, o nadie nos verá.

No importa tampoco el lugar, si es una búsqueda de empleo Madrid o en Valencia. La cuestión con todo esto es que, al igual que en el Marketing, se subestima la cantidad de acción necesaria para conseguir un trabajo o una venta.

No es una cuestión de acción, sino de acción masiva, porque con menos que eso, ni nos verán.

2. La diferenciación es fundamental

¿Cuál es el primer paso para que te compren? Que te vean. ¿Cómo te pueden ver en un mar de oferta y productos? Diferenciándote, ofreciendo algo distinto porque, si eres igual que los demás, ¿qué motivo hay para elegirte?

No hay ninguno y, de hecho, los productos que no se diferencian del resto sólo pueden competir en una cosa, ser los de precio más bajo.

Lo mismo pasa exactamente con la búsqueda de empleo.

Hay cien currículums sobre la mesa para elegir, ¿cuál es el primer paso necesario para que escojan el tuyo? Que te vean. Pero sólo te van a ver si destacas por algo.

La mayoría de gente piensa que diferenciarse a la hora de buscar trabajo consiste en hacer otro curso y añadir otra frase más a la tercera hoja de un currículum que nadie lee en el mundo real.

Nuestro currículum debe destacar por algo distinto y, muchas veces, es mucho más efectivo destacar en lo visual.

Nos guste o no, las primeras impresiones cuentan y un currículum diferente visualmente destaca del resto y transmite cualidades interesantes para un empleador. Mucho más interesantes que otro cursillo adicional.

3. Los contactos son lo que más cuenta

En Marketing, la herramienta más importante es la libreta de contactos. Para encontrar empleo, también. Así que es fundamental que empecemos, cuanto antes, a tejer relaciones sociales y profesionales, a crear nuestra red.

Esta no es una cuestión de *enchufismo. *Las cosas funcionan así. Si yo tengo una necesidad y te conozco a ti, confiaré más en ti que en un desconocido. Y si no, te preguntaré si puedes recomendarme a alguien y haré caso de esa recomendación.

Es lo natural, el mundo se mueve por relaciones, el marketing también y la búsqueda de empleo no es una excepción.

El Marketing facilita la venta y encontrar un trabajo no es más que vendernos nosotros mismos, mostrar que la oferta que tenemos es superior al resto. Es por eso que aprender marketing es incrementar las probabilidades de encontrar un trabajo y, un buen punto de partida son estos tres consejos prácticos.