La estrategia de la simplicidad para conseguir clientes

Una estrategia fundamental que cualquier empresa, autónomo o emprendedor puede aplicar y obtener a cambio excelentes resultados es esta:

Hazlo siempre lo más simple que puedas, una de las formas fundamentales de actuar que se detallan en el Pack Cómo Conseguir Clientes.

Por experiencia, pocas estrategias funcionan mejor y, sobre todo, pocas estrategias producen resultados más desastrosos si se ignoran.

¿Quiere más clientes, más beneficios, mejores cifras en sus negocios? Entonces uno de los caminos más seguros es seguir la estrategia de la simplicidad, que no es más que seguir la máxima de

hacer todo lo más simple, sencillo y accesible que se pueda.

Las personas y las empresas (que al fin y al cabo no están más que formadas por personas) tenemos una especie de extraña fascinación por lo complicado, probablemente porque asumimos que cuanto más compleja es una cosa mejor debe ser. Nuestro razonamiento es que lo complejo requiere esfuerzo, aprendizaje y recursos y por eso, por todo lo que tenemos que invertir en lo complicado, es lógico que obtengamos a cambio más.

Si bien la máxima de que cuanto más se pone en una cosa más se obtiene a cambio suele ser acertada en el mundo de la empresa, cuando hablamos de complejidad "porque sí" eso no es así. Lo complejo puede robarle clientes, matar su marketing y empeorar enormemente su gestión.

Hay cosas que son complejas por naturaleza, pero he visto bastantes veces donde las empresas enrevesamos más de lo necesario las cosas, realizamos discursos de ventas complicados, folletos llenos de tecnicismos y buscamos el software o las herramientas con más lucecitas, opciones y botoncitos, pero los resultados reales del día a día son los contrarios a lo que parece decir nuestra forma de pensar que iguala complejidad a beneficios.

Nadie quiere perder tiempo.

Sus clientes no quieren perder tiempo, quieren saber qué hay en su producto que les va a beneficiar y lo quieren saber rápidamente (táctica de la velocidad, también detallada en el Pack Como Conseguir Clientes) y sin que le líen.

Sin embargo visitando muchas webs de empresas, escuchando discursos de ventas o leyendo folletos explicativos hay párrafos larguísimos, términos casi desconocidos o difusos (como "sinergias", "valor añadido" y otros similares) un discurso enrevesado y luego, debajo de todo eso y con suerte, se explica un poquito qué hay en el producto que puede hacer mejor la vida de su posible cliente.

La realidad es que ese posible cliente casi nunca llega a profundizar tanto entre la complicación o entre las páginas de su web como para saber qué le ofrece que pueda interesarle.

¿Cómo aplicar la estrategia de la simplicidad de cara a sus clientes?

Para empezar repase los mensajes que les dirige, repase su web, repase su folleto, repase incluso sus tarjetas de visita ¿encuentra su cliente rápidamente lo que a él le interesa? ¿lo lee o recibe el mensaje de una manera sencilla que pueda entender? ¿Expone claramente las cosas sin recurrir al truco de términos complicados para disimular debilidades o "intentar impresionar"?

Si no es así, si todo es demasiado complicado, no es sorprendente que los clientes no llamen mucho. Hoy día nuestro tiempo parece más escaso cada día como para dedicarlo a rebuscar entre la complicación.

Por ejemplo, mírese usted mismo cuando navega en Internet ¿cuánto tiempo ocupa en rebuscar entre las webs de posibles proveedores? ¿Qué le viene a la mente cuando empieza a perder el tiempo haciendo click y no encontrando nada o leyendo y no enterándose de lo que desea? ¿Piensa de verdad "esto es tan complicado que tiene que ser bueno"?

Párese un momento a pensar en cuando ve la televisión y recuerde el anuncio del momento que tiene más medios, mejores efectos especiales y más se parece a una película de hollywood. ¿Le cuesta recordar el producto que se anuncia bajo todo ese despliegue complejo?

La cuestión es, la gente no se divierte ocupando su escaso y precioso tiempo libre en leer sus mensajes de marketing, no van a llegar hasta la página 15 para saber por qué deberían comprar su producto, e igualmente no les impresiona en absoluto el lenguaje enrevesado ni los tecnicismos, al contrario, cuantos más use mayor percepción habrá de que como su producto no puede decir claramente por qué le conviene, tiene que recurrir a otros "trucos" como los términos rimbombantes.

En la práctica y en el caso particular de Recursos Para Pymes, el mensaje percibido como más sencillo y simple, el que ha empleado el lenguaje más claro y limpio siempre ha batido en efectividad a los más complejos. Gracias a las cifras y resultados reales, la simplicidad es una de las tácticas que desde hace tiempo se tienen siempre presentes en todo lo que se hace.

Una vez escuché de un verdadero experto en ventas y marketing (experto porque sus acciones e ideas se convertían en beneficios reales y no por otra cosa) lo siguiente:

"Si el mensaje que envío no es capaz de entenderlo Homer Simpson, entonces vuelvo a trabajar en él".

Esa es una de las frases más rentables que he escuchado en mi vida.