¿Ha escuchado alguna vez eso de que los hombres somos incapaces de hacer dos cosas a la vez?

Ya quisiéramos.

Porque de ser así tendríamos de manera innata la que resulta ser la clave fundamental para realizar el mejor trabajo posible en el menor tiempo posible.

Hacer una sola y única cosa a la vez.

Si escribimos ese material de marketing lo escribimos, con todos nuestros sentidos centrados en ello, si hablamos por teléfono, hablamos por teléfono, si estamos inmersos en perfeccionar nuestro producto, o estamos realizando un servicio a un cliente, tenemos el 100% de la atención enfocada en eso y no hay ninguna otra cosa que distraiga la atención.

Acometemos cada tarea de nuestra lista centrados totalmente en ella, como si no hubiera nada más en el mundo.

Eso significa que si estamos hablando con alguien no estamos mirando de reojo el e-mail y a la vez estamos hojeando una propuesta de negocio. Si estamos preparando una campaña no estamos pendientes del móvil cada cinco minutos, ni estamos charlando con nuestro socio.

¿Queremos la mejor calidad de trabajo posible en el menor tiempo posible?

El secreto de la productividad máxima es centrarse en una sola tarea a la vez.

Sólo empezaremos otra cuando hemos cerrado la anterior, o bien hemos decidido que no vamos a dedicarle más tiempo porque, por ejemplo, sea un proyecto largo que no se pueda acabar de una vez, y ya hayamos hecho bastante por hoy.

Ese es el mayor secreto de productividad posible. Puede pagar miles de euros en formación de gestión personal y de tiempo, que le garantizo que no le van a revelar nada más efectivo que esto.

¿Cuáles son los dos principales problemas?

Primero que hoy en día vivimos en un entorno “hiper-estimulante” donde multitud de cosas gritan para llamar nuestra atención, por eso no es casualidad que el primer paso que hemos dado para mejorar la productividad haya sido eliminar cuantas más distracciones posibles.

El segundo es que hoy día se sobrevalora eso de la «multitarea». Parece que es incluso una cualidad deseable, nos lo meten por los ojos y es terrible.

«Yo es que puedo hacer varias cosas a la vez, estoy hablando contigo pero al mismo tiempo estoy repasando el trabajo que le voy a enviar a un cliente».

¿Le suena? Cuando hacemos varias cosas a la vez ocurren normalmente una de estas dos situaciones:

1) Empezamos todo, pero nunca acabamos nada.

Así que el día acaba siendo un montón de tareas sin terminar. Y pocas cosas hay más frustrantes que un día con todas las cosas a medio hacer.

2) Hacemos un trabajo de escasa calidad.

Si no tenemos la mente al 100% en lo que estamos haciendo, y sólo en eso, no estamos empleando el arma más poderosa posible a nuestro alcance.

Si hay un “Gran Secreto” es este, y es incluso “impopular” en este modo de vida moderno, lleno de lucecitas brillantes que reclaman constantemente nuestra atención.

Nos va a costar aplicarlo, porque estamos acostumbrados a lo contrario e incluso, erróneamente, parece que hay un incentivo a correr mucho y «hacer dos cosas a cuatro manos».

En serio, haga sólo una cosa a la vez, sólo una ventana de ordenador abierta y sólo un papel o sólo una conversación telefónica, si estamos haciendo una cosa y nuestra mente está en otra nunca acabaremos nada. Nuestra cabeza tiene que estar en el mismo sitio que las manos y las dos cosas centradas en lo mismo.

De hecho cuando adquieres esta práctica de realizar una tarea, y sólo una, el trabajo llega a ser realmente óptimo y satisfactorio, algo que incluso disfrutas, a menos que trabajemos en algo que aborrecemos realmente, cosa que debemos plantearnos abandonar como primer paso imprescindible a ser emprendedores.

4 Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo. Solo una cosa cada vez y con los cinco sentidos en ella. Se hará más rápidamente y a la perfección. Cada cosa a su tiempo.
    Felicidades Isaac, un post muy bueno !!!!

  2. Enhorabuena! Muy buenos consejos. Ahora toca ponerlos en práctica.

    Yo creo que si somos conscientes de cómo gestionamos nuestro tiempo podemos hacer algo para mejorarlo y optimizarlo mejor. También tenemos demasiada información y debemos hacer dieta constante para evitar el stress y esta sobreinformacion.

    Supongo que métodos como el Pomodoro los conoceréis y pueden ser de gran ayuda. Me vais a permitir que os deje otro tipo de método que igual no es tan conocido. Se trata de un software llamado Workmeter que es en castellano y cumple las funciones de gestionar mejor nuestro tiempo. En realidad nos hace conscientes de nuestra actividad y nos obliga a mejora el rendimiento una vez hemos visto las métricas.

    Os dejo el enlace por si le queréis echar un vistazo, ya que me parece interesante: WorkMeter

    Saludos!

  3. Es realmente importante lo que dices en este post. Es un error muy extendido pensar que es más eficiente quien hace más cosas a la vez. Muy al contrario, la multitarea nos hace retrasar lss conclusión y empeorar los resultados.

    Os dejo una divertida anécdota personal sobre el error y las consecuencias de hacer varias cosas a la vez. Es verdaderamente importante concienciarnos y aprender a hacer las cosas de una en una.

Comments are closed.