Cómo fomentar la creatividad y resolver problemas en nuestro negocio, según la ciencia

garantia

Ser emprendedor es, básicamente, resolver problemas. ¿Cómo puedo cerrar este negocio? ¿Cómo puedo hacer mejor mi producto? ¿Cómo llego a más clientes? Gestionar un negocio es, de hecho, una de las actividades para las que se necesita más creatividad, pues la cantidad y diversidad de desafíos, desde contables hasta de ventas, es abrumadora. Básicamente, un emprendedor se pasa el día resolviendo problemas.

Ahora, mucha gente suele pensar que no es muy creativa, que esa parte es la que peor se le da. Pues bien, ser emprendedor implica que hemos dejado de recibir órdenes y que nadie va a venir a decirnos qué hay que hacer. Lo tenemos que decidir nosotros y sacar soluciones de la nada.

Para eso, tenemos que afilar la habilidad de ser creativos y resolver problemas. Porque sí, es una habilidad y la ciencia ha demostrado que no es patrimonio de unos pocos que se dedican a pintar, escribir o cantar. Todos tenemos dentro esa creatividad y, de hecho, la ciencia ha probado, recientemente, cuáles son las formas más efectivas para resolver problemas y encontrar soluciones.

Y eso vamos a ver aquí, para que lo conozca y lo aplique.

Lo que el rap tiene que ver con todo esto

Uno de los estudios más curiosos es el que conectó los cerebros de raperos a máquinas que registraban la actividad cerebral. Una vez hecho esto, se les pedía improvisar, para ver, exactamente, qué hacía el cerebro durante un estado creativo.

Y esto hacía (cito a Allen Braun, uno de los realizadores del estudio):

”Los artistas mostraban una actividad menor en el córtex prefrontal dorsolateral durante la improvisación, e incrementaron la actividad en otra área, llamada el córtex prefrontal medial. Las áreas que se “desactivaban” están asociadas con la regulación de otras actividades cerebrales”.

O lo que es lo mismo:

”Pensamos que lo que vemos es una relajación de las funciones ejecutivas para permitir una atención desenfocada más natural y procesos sin censurar empiezan a ocurrir, lo que puede ser el signo principal de la creatividad”.

Básicamente eso significa que cuando estamos en un estado creativo las partes que sirven para tomar decisiones están prácticamente inactivas. El área que se empieza a iluminar es la responsable de la asociación, el contexto, los eventos y las respuestas emocionales. Éste es uno de los pocos estudios donde las personas conectadas a los escáneres estaban haciendo algo realmente creativo, e improvisar rimas adecuadas es sustituible por intentar buscar soluciones a piezas que faltan.

Otra curiosidad es que ese estado cerebral es similar a nuestra actividad cerebral cuando dormimos.

Bien, ya tenemos una pieza, pero vamos a por otra, la ducha.

Big Bang Theory tenía razón

En un episodio de Big Bang Theory, Sheldon intenta encontrar soluciones a sus indescifrables ecuaciones y, para ello, trabaja en el restaurante de Penny, alegando que es el trabajo más aburrido y menos exigente, en lo intelectual, que se le ocurre. Resulta que Sheldon estaba haciendo lo que la ciencia ha demostrado que sirve para encontrar ideas y soluciones cuando éstas se nos resisten: la distracción. Cuando tenemos una fijación exclusiva con un problema, y nos pasamos horas atravesando lo que tenemos delante con la mirada, nada parece funcionar.

Nuestro subconsciente ha trabajado duro en dicho problema y, al desactivar la parte consciente haciendo algo que no exige esfuerzo intelectual, como fregar los platos, bajamos esa barrera y puede que se empiecen a filtrar soluciones desde ese subconsciente. Un estado mental relajado es imprescindible para la aparición de ideas y soluciones Según el experto John Leerer. Le cito:

”¿Por qué un estado mental relajado es importante para obtener ideas creativas? Cuando nuestra mente está tranquila —y las ondas alfa circulan por nuestro cerebro—, somos más proclives a dirigir el foco de la atención hacia dentro, hacia ese torrente de pensamiento, de asociaciones remotas que emanan. Por contra, cuando estamos concentrados diligentemente, nuestra atención suele estar dirigida hacia afuera, hacia los detalles de los problemas que estamos intentando resolver”.

”Mientras que este patrón de atención es necesario cuando se resuelven problemas analíticamente, nos previene de hecho de detectar conexiones que nos llevan a revelaciones nuevas”.

Por eso muchas soluciones ocurren cuando estamos relajados y distraídos. Aunque, ¿por qué tantas se dan en la ducha? Esto conecta con un punto más.

Por qué tenemos ideas cuando nos duchamos

La dopamina es una hormona que nuestro cuerpo segrega cuando estamos haciendo algo placentero, ya sea comernos un helado, teniendo sexo o haciendo algo que nos guste.

La cuestión es, según Alice Flaherty, una de las más renombradas neurocientíficas que estudian la creatividad, la dopamina y la creatividad están muy relacionadas.

”La gente varía en términos de su nivel de creatividad según la actividad de la dopamina en los circuitos del sistema límbico”.

Vamos, que cuanta más dopamina, más creatividad. La cuestión es que por eso las duchas suelen ser proclives a la creatividad, porque no sólo estamos relajados y distraídos, sino que el agua caliente y los olores de la ducha activan nuestro circuito de la dopamina.

Las piezas juntas, y una más

La combinación mágica para la creatividad es pues:

  • Un estado mental relajado.
  • Fácil de distraer.
  • Lleno de dopamina.

No podemos forzar las ideas creativas, pero podemos fabricarles ese entorno que les gusta, e intentar atraerlas hasta allí. Además de eso, precisamos un componente más. Hemos creado ese lugar en el que les gusta estar, así que tenemos que atraparlas cuando lleguen.

Para eso hace falta un cuaderno. La naturaleza de las ideas es muy frágil y caprichosa, se desvanecen igual de fácil que llegan. De hecho, siempre he pensado que muchas ideas son como sueños, en cuanto te despiertas se empiezan a desvanecer como no los atrapes.

Cuando leí que la actividad cerebral creativa era tan similar a nuestro estado durante el sueño, no me extrañó nada, esa intuición me la corroboraron las máquinas.

Así que, si no queremos que nos pase como con los sueños: llevemos siempre un cuaderno encima o algo para apuntar, el móvil o lo que sea. Personalmente, uso la aplicación Evernote en mi teléfono para esos momentos, y la gente de mi alrededor se ha acostumbrado a que a veces me detenga un momento y anote lo que me acaba de venir a la cabeza. Sé que no debo hacerlo, pero…

Caminar nos hace creativos

Y he aquí un bonus a lo anterior. Se ha demostrado también que caminar dando largos paseos induce a la creatividad. Para empezar, es una actividad que reúne las condiciones que hemos descrito y que son proclives para que la musa nos mire y a lo mejor se acerque.

Caminar cura, elimina el dolor y resuelve problemas, poco más se le puede pedir, excepto que si va a hacerlo, lo haga por un lugar bonito, un parque o la playa, si puede ser.

Y acuérdese de salir con ese cuaderno o sistema para apuntar lo que surja y resolver ese problema que le acucia en su negocio.

Tenga éxito en su idea con el Curso GRATIS para emprendedores

Ir arriba