3 tecnicas para mejorar resultados
3 tecnicas para mejorar resultados

Es algo de lo que no somos muy conscientes, pero la realidad es que el emprendedor es el alma de la pequeña empresa. Cuando él falla, todo falla, pero en contraposición, cuando él mejora, todo mejora.

¿Qué implica eso? Que muchas mejoras en una pequeña empresa pueden darse cuando se producen mejoras personales en el emprendedor.

El ejemplo más directo es una mejora de la productividad personal, la cual redunda, instantáneamente, en los resultados que se obtienen. Pero no sólo estamos hablando de productividad, sino también de habilidades en otras áreas, como la persuasión y las ventas, que tienen un impacto directo en los resultados de la iniciativa.

Dado esto, el corolario principal es claro: mejorar una pequeña iniciativa puede empezar por mejorar nosotros mismos.

Al fin y al cabo es lo que controlamos de modo más directo.

En la sección Premium hemos seguido esta premisa a menudo en apartados como los que hemos comentado de persuasión, venta y productividad, pero hay otros que no tienen una clasificación tan específica. Así que hoy vamos a ver tres técnicas personales que mejorarán habilidades cruciales, no relacionadas con esos campos, pero sí que permitirán una mejora directa en cómo gestionamos nuestra empresa y sus resultados.

En concreto, vamos a ver tres técnicas demostradas que funcionan para:

  • Recordar mejor algo que nos interese, con una técnica que sólo nos llevará unos segundos.
  • Recuperarnos más rápidamente de cualquier negativa o experiencia molesta. Ser emprendedor es recibir negativas por todas partes y aprender a convivir con el «fracaso» de la mayoría de cosas que intentemos. Aunque debemos cambiar la mentalidad y ver los «noes» y fallos como un camino necesario hasta el éxito, somos humanos; es normal que nos afecten y veremos cómo conseguir que lo hagan menos.
  • Qué ligero cambio de voz en los primeros segundos de interacción con alguien hace que demos una excelente impresión y ejerzamos mayor influencia.

Vamos a ver esas sencillas técnicas, las podrá aplicar en cuanto acabe de leer y le acompañarán siempre, tanto en su vida profesional como personal.

Cómo recordar mejor cualquier cosa

De acuerdo a las investigaciones del doctor Chris Bird, las experiencias recientes y nuevos recuerdos son difíciles de almacenar. Especialmente si no van ligados a una gran emoción, suelen pasar sin pena ni gloria. Y, afrontémoslo, muchas veces las cosas de nuestra empresa no van anexas a esa emoción poderosa que hace que los recuerdos permanezcan.

Pero he aquí el truco para crear recuerdos duraderos:

Ensaye o reproduzca lo que quiera recordar durante 40 segundos. Es poco tiempo y, de acuerdo a los resultados, también la clave para un recuerdo permanente.

Cuando hacemos eso, el giro cingulado posterior, la parte del cerebro que se suele dañar con el Alzheimer, se activa y actúa, creando recuerdos más duraderos.

¿Necesita recordar algún detalle personal de alguien? ¿El nombre? Ensaye en su memoria durante cuarenta segundos cómo se presentó la otra persona o la anécdota que le contó. El nombre de otros o recordar un detalle que para ese otro es importante provoca una gran impresión en los demás. Pero si se fija cuando le atienden como cliente, a casi nadie le interesan los demás y esa es nuestra ventaja. Ahora podemos emplearla gracias a esta técnica sencilla.

Cómo recuperarnos más rápidamente de cualquier experiencia negativa

La vida del emprendedor es un constante no. Aunque hemos de cambiar la mentalidad y darnos cuenta de que los «noes» son algo normal (y de hecho el único camino posible para conseguir un sí) lo cierto es que la acumulación de negativas y ausencias de resultado, van pesando y erosionando.

¿La manera más efectiva de recuperarnos de eso o, mejor aún, de prepararnos para enfrentar una de esas experiencias?

Apenas media hora de ejercicio moderado, según los estudios de Bernstein y McNally en este mismo 2016.

Es lo que funciona de verdad y esto es lo interesante, que no requiere fuerza o disciplina mental, nos ponemos media hora a hacer algo que nos guste y movernos, y, al igual que los participantes en el estudio, afrontaremos mejor una situación estrenaste que hayamos de enfrentar y nos recuperaremos antes de cualquier situación negativa.

Ya vimos en su día que para tener ideas y resolver problemas lo mejor era dar un paseo, y que el secreto de los trabajadores más felices y productivos es que iban andando a trabajar. El movimiento cura.

En este caso vamos algo más allá y, sin un esfuerzo consciente, nos recuperaremos mucho antes y seremos más resistentes ante la adversidad.

Cómo usar la voz para influenciar en segundos

De acuerdo a los resultados obtenidos por el Dr. Joey Cheng, aquellos que en los primeros segundos de la interacción usaban un tono de voz más grave, influenciaban más a aquellos que los escuchaban.

De hecho, aquellos que los escuchaban también los veían como más admirables y con más prestigio.

Desde el principio de los tiempos la modulación de voz ha sido una señal de status entre los humanos. A la hora de las ventas nos hemos enfocado mucho en la postura y el lenguaje no verbal (y con razón, pues funciona), pero a veces obviamos el poder del tono.

Prestigio y dominio son dos variables muy ligadas a la capacidad de influencia de alguien, y he aquí lo importante, que según estos estudios, el dominio está íntimamente relacionado con el tono de voz. Curiosamente no parece estar relacionado con el respeto que ganas, pero sí con ese dominio.

Según un segundo estudio más amplio, que corroboraba los resultados del primero, lo fascinante estaba en que:

«El status es algo que ocurre en todos los grupos, culturas y contextos. Sucede de manera inevitable e inconsciente y la gente se divide en líderes y seguidores. Siempre hay una jerarquía en los grupos humanos, visible o invisible».

Y el tono que empleemos, especialmente en esos primeros segundos, redunda en nuestro lugar en esa jerarquía consciente o inconsciente.

Ahora ya sabe que puede aplicar, hoy mismo, para aumentar su influencia, su memoria y su resistencia a la adversidad.