No solemos hacernos eco de estos temas en Recursos para Pymes, pero dada la situación actual, y la necesidad de financiación que muchas actividades tienen, creemos interesante que se conozcan las iniciativas en este sentido.

Por eso, entrevistamos a Amaia Arrizabalaga, Project Manager en la empresa Euro-Funding, donde se encarga de la identificación de proyectos de I+D+i de distintos ámbitos tecnológicos, así como del análisis, preparación y gestión de proyectos de deducciones fiscales y subvenciones por actividades de I+D+i para todo tipo de empresas.

¿Cuáles son las ayudas que más pueden interesar a un startup y a una pyme en el ámbito de la financiación pública nacional? 

Sin duda la ayuda que más puede interesar a un startup es el programa NEOTEC de CDTI, subvenciones a fondo perdido con un máximo de 250K€. La iniciativa NEOTEC tiene como objetivo el apoyo a la creación y consolidación de nuevas empresas de base tecnológica en España.

En el caso de las pymes, los Proyectos I+D Transferencia CERVERA de CDTI son de gran interés. Se trata de ayudas a proyectos individuales de I+D desarrollados por empresas que colaboren con Centros Tecnológicos de ámbito estatal en las tecnologías prioritarias Cervera.

¿Cuáles son los requisitos básicos que se deben cumplir para acceder a estas ayudas? 

Para el caso del programa NEOTEC, la estrategia de negocio de las propuestas presentadas a esta línea debe estar basada en el desarrollo de tecnología (la tecnología debe ser el factor competitivo de diferenciación de la empresa), basándose en la creación de líneas de I+D propias. Además, la empresa beneficiaria debe tener un máximo de tres años de antigüedad y 20.000 euros de capital social.

En el caso de los Proyectos de Transferencia CERVERA, éstos deben contar con una participación relevante, superior al 10% del presupuesto total, de Centros Tecnológicos o de Centros de Apoyo a la Innovación de ámbito estatal, entendiendo por tales los inscritos en el correspondiente registro público, regulado por el Real Decreto 2093/2008, de 19 de diciembre, gestionado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Este porcentaje de participación del centro tecnológico deberá mantenerse durante todo el plazo de ejecución del proyecto.

Además de las ayudas públicas, ¿de qué otro tipo de instrumentos de ahorro se pueden beneficiar las pymes?

Además de las ayudas públicas, podemos encontrar los préstamos participativos de ENISA. Estos préstamos están dirigidos a pymes que presenten un modelo de negocio innovador y tengan necesidades de financiación en los primeros años de su constitución o en la toma de decisiones estratégicas para incrementar su competitividad, el desarrollo tecnológico o una expansión.

ENISA cofinancia las necesidades económicas del negocio, tanto de inversión como de gasto y no apoya un proyecto único sino a la empresa en su conjunto.

Las ayudas en forma de préstamo participativo presentan características ventajosas con respecto a otras deudas con terceros.

¿Qué es el sello pyme innovadora y cuáles son sus ventajas? ¿Cuáles son sus requisitos? 

El sello pyme innovadora es una herramienta reconocida por el Ministerio que premia a las empresas que apuestan por la I+D+i con beneficios fiscales en el impuesto de sociedades, ya que certifican las actividades y proyectos que desarrollan como “innovación”.

La primera gran ventaja es que no tiene que elegir el tipo de incentivo asociado a la contratación de una persona que realizará actividades de I+D+i. Otro beneficio es que ciertas ayudas, asociadas a convocatorias regionales de apoyo a la I+D+i, en la valoración de un proyecto puntúan en positivo este sello ya que se reconoce como un claro aval de la capacidad innovadora de la empresa. Al mismo tiempo, en el ámbito fiscal, se quiere potenciar que estas empresas dispongan de mayores facilidades en el proceso de la obtención del Informe Motivado Vinculante por la realización de actividades de I+D+i.

Para considerar a una pyme innovadora es necesario haber obtenido financiación pública en los últimos tres años, a través de convocatorias públicas, disponer de una patente, haber obtenido un IMV (Informe Motivado Vinculante) en los últimos tres años o disponer de alguna de las siguientes certificaciones:

  • Joven Empresa Innovadora (JEI).
  • Pequeña o microempresa innovadora.
  • Certificación “Sistemas de gestión de la I+D+i”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here