3 fascinantes descubrimientos que mejorarán las ventas y la gestión del negocio

Una vez más traemos hasta esta zona Premium los últimos resultados reales respecto a ventas y Marketing. En este caso vamos a ver tres fascinantes descubrimientos recientes.

Muchos de esos estudios y experimentos de Marketing suelen ser interesantes, pero tienen poca aplicación práctica. No es éste el caso. Las conclusiones que vamos a ver son 100% prácticas y las puede poner en marcha ya y casi gratis. Bueno, una de ellas a lo mejor le cuesta unos 2 euros, pero merecerá la pena.

En concreto vamos a ver:

  • El curioso hecho que provoca que se compre menos en una tienda y cómo solventarlo.
  • Cómo incrementar la productividad y el rendimiento con algo muy sencillo. Puede ir a comprarlo ahora mismo y le costará menos de dos euros.
  • Cómo incrementar la efectividad de las reuniones a la hora de resolver problemas desafíos, además de aumentar la participación y el dinamismo.

Vamos allá.

1. Para vender más, reduzca las colas

La Columbia business school estuvo realizando una serie de estudios sobre colas, tiendas y comportamiento de compra.

Tras analizar los datos descubrieron que el tamaño de las colas influía negativamente en los ingresos por venta. En general, cuanto mayor es el tamaño de las colas, menores son los ingresos. Cuando se hacían esfuerzos porque las colas no fueran muy largas, los ingresos subían.

Uno de los puntos curiosos es que no importaba la rapidez de las colas, sólo su longitud.

Igualmente también se descubrió que la sensibilidad a esperar por parte de los clientes era muy heterogénea, muy diferente, con lo que no se podía extraer ninguna conclusión práctica al respecto. Pero encontraron que la sensibilidad a esperar está negativamente correlacionada con la sensibilidad al precio. Es decir, a mayor sensibilidad a la espera, menor sensibilidad al precio, o lo que es lo mismo: quien está dispuesto a pagar más (menos sensibilidad al precio) no le gusta esperar (más sensibilidad a hacer cola).

La principal aplicación práctica es clara, si quiere vender más y que sus clientes compren más productos, procure que no vean colas largas, emplee más gente y reduzca su tamaño.

2. Incremente ya el rendimiento y la productividad por sólo 2 euros

Puede hacerlo tanto con su productividad como con la de sus empleados, y es muy sencillo.

Ruth Raanaasa, Katinka Evensena y otros realizaron el siguiente experimento. Situaron a los sujetos del mismo en un entorno de oficina en el que sólo variaba un pequeño detalle. Una vez en ello midieron tres veces la capacidad de atención: nada más entrar al entorno, después de una tarea que demandaba esfuerzo cognitivo y por último después de un descanso de 5 minutos.

Uno de los grupos superó a otro en rendimiento, el grupo que se encontraba en la oficina con el pequeño detalle incluido. ¿Cuál era dicho detalle? Plantas. Habían puesto cuatro plantas, con hojas frondosas y flores. Excepto por eso, los dos entornos eran idénticos.

Las explicaciones se suelen retrotraer a tiempos antiguos de la evolución donde los humanos, en presencia de plantas (lo que indicaba agua y alimento), estaban más relajados y por tanto con más capacidad de hacer cosas. En esos entornos uno no tenía que estar estresado, pensando que estaba en territorio hostil. De un tiempo a esta parte estamos desconectados de la naturaleza. Ese discurso, que suena hippie y nebuloso, tiene bases reales. Nuestro perfil hormonal y físico es peor en ciudades y oficinas deshumanizadas, con mala luz y nada de naturaleza. Nos encontramos peor, rendimos peor.

Pero puede intentar solventar eso ahora mismo. Puede bajar a cualquier tienda multiprecio y comprar plantas por unos 2 euros o menos. Trabaje solo o con otros, aumentará el rendimiento con ese pequeño detalle. Demostrado.

Cómo aumentar la efectividad de las reuniones y el trabajo en grupo

Todos sabemos que las reuniones son uno de los grandes enemigos de la productividad, y que el trabajo en grupo nunca es tan óptimo como debería. Pero he aquí una clave descubierta recientemente para aumentar la efectividad de ambas cosas.

Andrew Knight y Markus Baer se propusieron experimentar con 54 grupos que trabajaron juntos en tareas creativas. Pues bien, en ese estudio otro pequeño gran detalle como el de las plantas aumentó la capacidad de resolver problemas y trabajar más eficazmente: no hacer las reuniones sentados.

Sentar nos está matando. Suena dramático, pero es cierto, no estamos hechos para estar sentados y en realidad no hacemos otra cosa. Personalmente intento trabajar lo que puedo de pie, e ir alternando entre estar de pie y estar sentado. Esos mismos beneficios parecen trasladarse al trabajo en grupo. Un menor sedentarismo incrementaba la activación grupal y permitía un mayor intercambio de pareceres, iniciativas e ideas.

Al parecer dicho contexto donde no te podías apoltronar influencia y excita procesos interpersonales.

Así que ya sabe, estas tres cosas son fáciles y baratas de aplicar. Reduzca las colas, compre unas plantas y quite sillas, está comprobado que mejora las ventas y la productividad.

Tenga éxito en su idea con el Curso GRATIS para emprendedores

Ir arriba