El calor aprieta, agosto llama a la puerta y las empresas (unas más que menos) se preparan en su mayoría para un mes de hibernación, pero aún así una serie de artículos y enlaces interesantes para pymes y emprendedores han llamado la atención durante esta semana.

Ejemplos de marketing al límite, la penúltima discusión / revuelo sobre la web y su evolución o qué influye en la motivación de un trabajador son ejemplos de ello.

Todas las empresas dependen de sus trabajadores, si estos están faltos de incentivo, llegan a su puesto arrastrando los pies y no dejan de mirar el reloj de reojo, los resultados se resienten al poco tiempo. Hay motivos más importantes que los fríos números de la cuenta de resultados, pero aunque sólo sea por ese merece la pena echar un vistazo a esta entrada del Blog Salmón.

Qué influye en la motivación (o desmotivación) de un trabajador

Esto es clave, y no sólo porque sea políticamente correcto decirlo y quede muy bien. Especialmente en las pymes donde la contratación de un trabajador es un paso muy importante por los costes que acarrea, conviene saber bien cómo crear una relación duradera y satisfactoria para todas las partes.

Vía Esviral.com llega un ejemplo de Marketing al límite. Sisley, marca de moda y ropa inicia una campaña titulada "Yonkis de la moda" donde se puede ver a dos chicas jóvenes con aspecto demacrado y simulando que esnifan una prenda cuyos tirantes se parecen a una raya de cocaína.

Llamar llama la atención, la cuestión es, ¿que verdadero efecto crea en el público objetivo? Es un misterio de momento, seguramente en segmentos más elevados de edad (que no son clientes tipo de Sisley) la reacción más inmediata es el rechazo pero y ¿en los jóvenes objetivo de la cadena de moda?

Campaña de publicidad de Sisley

Este puede ser el típico anuncio bomba, pero bomba debajo del asiento. Si lo censuran en algún sitio probablemente haya un parcial efecto "El Jueves", si no… ¿quién sabe? Probablemente Sisley tiene un departamento de marketing lo bastante inteligente para haber "testeado" la campaña antes de lanzarla… pero la verdad, por la experiencia con muchas empresas a veces eso es demasiada suposición.

Por último la enésima polémica sobre la evolución a la web 2.0 (donde el usuario tiene más poder de participación e interacción). Andrew Keen, empresario, analiza cómo esa evolución está haciendo más mediocre la web porque esa participación mayor del usuario se convierte en griterio y vulgarización, generando ruido y bajando el nivel de las cosas en vez de resultar en una aportación que suma gracias a la participación de todos.

Merece la pena leerse esta breve entrada al respecto del Blog Etc.

Web 2.0. ¿Democratización o vulgarización?

¿Por qué puede interesar esto a una pyme? Porque con la evolución de la web uno puede ver (y prepararse) para cómo van a ser las cosas, mejor dicho, para cómo lo están siendo ya. Entre ellas, la capacidad de cualquier cliente en cualquier parte de opinar de uno, que se le oiga y se tenga en cuenta por parte de los demás posibles clientes.