Vía Etc Territorio Creativo (recomendable Blog sobre Marketing y tendencias) que a su vez cita a Jcl Publicidad veo una campaña de Marketing de Adidas de esas que merece la pena comentar.

¿La esencia de la campaña? Felicitar a su competencia, alabar cosas como los buenos anuncios que realiza Nike o la calidad de las nuevas zapatillas Reebok.

Pocas campañas de Marketing tienen a la vez tanta clase y además refuerzan la visión de la compañía y su manera de hacer las cosas.

Adidas ama la competición dice su Marketing, y por lo visto no la teme y eso lo quiere dejar claro, de hecho insiste en recomendar que se eche un vistazo a la competencia, a los cinematográficos anuncios de Nike o la última creación de Reebok.

El movimiento es maestro, una reedición moderna del efectivo "busque, compare y si encuentra algo mejor…" porque en el fondo se quiere transmitir que Adidas es lo suficientemente buena como para aguantar la prueba de fuego definitiva, que es compararse con cualquier competidor, por excelente que sea.

Algo tan elegante y desarrollado con apenas una frase y un fondo negro tiene muchas implicaciones sutiles.

Una de ellas es que si sus competidores no fueran buenos de verdad Adidas no tendría ningún mérito ni compitiendo ni por supuesto venciendo, otra es que demuestra una confianza ciega en su producto, en lo que hace y en cómo lo hace y no tiene ningún miedo a demostrar que es así y a que el propio cliente lo compruebe echando un vistazo a las nuevas Reebok.

Y por supuesto Adidas es competición para competidores, el mensaje conecta a la perfección con quien es su público objetivo, sin grandes futbolistas de por medio como reclamo ha realizado una campaña donde muestra y refuerza su visión de empresa y lo que es Adidas.

Cuando se consigue decir tanto con tan poco se sabe que se ha dado en el clavo.

Esta clase de campañas tiene historia, no es la primera vez que se utiliza el Marketing de esa manera para tantear o apuntar hacia el competidor y hacerlo de manera elegante (porque en el fondo hay un ataque a los competidores, sutil y con clase, pero ataque…) y no es la primera vez que eso deriva en un toma y daca en el mismo tono que ayuda a posicionarse ante los consumidores como empresas con sentido del humor, humanas, que saben reírse de ellas mismas y que cuando lo hacen de los demás nunca es de manera sangrante y desagradable sino con ingenio.

En Etc nombran el ejemplo similar de Bmw y Audi, aquello trajo cola, sobre si era un montaje fotográfico, algunos internautas echaron mano de Photoshop para hacer su versión particular, la cuestión es que se consiguió otro de los objetivos principales del Marketing, que se hablara, como se habla de la campaña de Adidas. (Por cierto he aquí para los que entiendan un inglés básico una de las versiones más hilarantes de la campaña de felicitación entre Bmw y Audi, con Subaru por en medio y finalmente el presidente de Bentley, las dos últimas siendo montaje aparentemente).

Igualmente es famosa la anécdota del pastel que los ingenieros del Internet Explorer de Microsoft enviaron a los creadores de Firefox, el navegador de Internet que es su principal competencia, cuando sacaron su reciente versión 2.0.

Recapitulemos un poco yendo a lo práctico.

Adidas consigue reforzar su visión e imagen de empresa, es decir, quedar como lo que quiere que piensen sus consumidores que es. Ha conseguido que se hable del tema. Ha conseguido una percepción positiva con su Marketing. Sus anuncios refuerzan su Proposición Única de Venta y de paso, subrepticiamente, ha tirado a la línea de flotación de su competencia… entre otras cosas.

¿Qué más se puede pedir? ¿Cuántas de esas cosas consiguieron nuestras últimas campañas de Marketing?