Todo el mundo quiere estar el primero en Google, y es normal, porque eso es lo más parecido al «grial del marketing»: clientes gratis.

Pero claro, algo tan jugoso se ha convertido, como es normal, en un campo de juego lleno de competencia, donde todo el mundo pugna por esos primeros puestos y hay verdaderos especialistas en ello.

Antes de nada, no voy a negar que el SEO, la optimización de nuestra web para buscadores, requiere de unos ciertos conocimientos que para muchos pueden resultar extraños y, sobre todo, es bastante intensivo en cuanto a tiempo.

Así que por eso siempre aconsejo lo mismo en caso de que no sea nuestro campo de actividad o no nos apasione: deleguemos en una agencia SEO.

Igualmente no voy a negar que la optimización para buscadores es un juego de largo plazo y, si no estamos dispuestos a jugarlo así, ya podemos prepararnos para no obtener ningún resultado.

De hecho, uno de los criterios que usa Google para decidir quién va antes o después en sus resultados es el de la antigüedad del dominio. Aquellos más antiguos tienen más peso y es normal.

Aunque no sea el criterio más importante, Google quiere mostrar a aquellos que están implicados a largo plazo, además de que comprende que el 99% de la gente comienza sus proyectos con gran ilusión y al mes siguiente los ha abandonado.

Es por eso que todas las nuevas webs tienen tantas dificultades para tener un buen ranking. Google no se fía de los nuevos y quiere ver si pasan la criba del largo plazo y están en esto de manera seria.

Teniendo esto en cuenta, y el hecho de que en muchos casos lo mejor es delegar en una agencia local (es decir, si está en Barcelona, busque una agencia SEO Barcelona) para tener una comunicación más fluida, veamos cuáles son los 5 principales consejos que le daría a alguien, tras 14 años de experiencia y varios números 1 en Google.

1. Escribe contenido de extrema calidad para personas, no para buscadores

No vas a optimizar tu web en los buscadores sin un marketing de contenido. Es una condición necesaria. Google quiere mostrar las respuestas más completas y perfectas para las búsquedas de usuarios, eso significa que webs que no tengan el mejor contenido, con una calidad total, no van a pasar ni el primer corte.

No hay otra manera. Lejos quedaron los tiempos en los que uno podía crear una página, acumular palabras clave y ser visible en los resultados de búsqueda.

De hecho, lejos quedaron los tiempos en los que encargar un puñado de artículos de 500 palabras servía para algo. Hoy sólo sirve para perder dinero.

Google prima el contenido de mayor calidad, extenso, experto y que enganche.

Y escrito para humanos, no para buscadores. Por eso siempre digo que hay que centrarse en ofrecer la mejor respuesta posible a una persona y olvidarse de acumular palabras clave.

Parece una paradoja que el mejor contenido es aquel que se olvida de los buscadores y se centra en las personas, pero no lo es, porque los propios buscadores tienen eso como objetivo y, con las tecnologías que se están aplicando de machine learning  e inteligencia artificial, esa tendencia se va a acentuar.

El punto ideal se alcanzará cuando el buscador sea prácticamente como una persona y diferencie el mejor contenido del que intenta trucar con títulos, densidad de palabras, etc. Así que si escribimos para las personas, tendremos contenido que no caducará nunca ni se verá afectado por una actualización del algoritmo (o se verá, pero para bien).

De hecho hay otros factores que Google está empezando a tener en cuenta, como el engagement o las señales sociales, indicadores de que las personas se quedan tiempo enganchados a un contenido y lo difunden, así que debe ser bueno.

2. Publicita el contenido

Nada hay más inefectivo, y frustrante, que crear el mejor contenido, con las horas que conlleva eso, y luego «dejarlo a secar al sol» sin hacerle más caso.

No sólo hay que escribirlo, hay que promocionarlo.

Y lo sé bien de primera mano, nada hay más agotador que ponerse a promocionar cuando ya te has pasado varias horas creando el contenido. La verdad es que con lo que ha costado, lo que quieres es perderlo de vista…

Pero si lo dejas ahí, sin moverlo en tus redes, haciendo campañas de outbound marketing, etc, no servirá de nada.

Y hay que hacerlo porque así atraeremos tráfico y por el siguiente consejo.

3. Establece relaciones

Para aparecer en los mejores puestos de Google una cosa es cierta: solo no puedes.

Es necesario que establezcamos relaciones y que consigamos enlaces para nuestro contenido.

De nuevo hay que recordar que el contenido excelente es una condición necesaria, pero no suficiente para aparecer en los buscadores.

Google utiliza el número de enlaces hacia el contenido como una medida enorme de su calidad.

Cuantos más enlaces tenga de otras webs, más supone que Google que debe valer el contenido, porque si no, no lo enlazarían.

Pero claro, conseguir enlaces «esperando a que vengan» es la receta más sencilla hacia la frustración.

Como pasa con los clientes y las ventas, hemos de ser nosotros los que vayamos a por esos enlaces activamente, estableciendo relaciones, aportando en los blogs de los demás…

4. No intentes tomar atajos bajo ningún concepto

Ya hemos visto que tomar atajos en cuanto a calidad de contenido no funciona. Lo mismo ocurre en cuanto a enlaces y similares.

Todas esas ofertas de enlaces de gran calidad a 5 dólares son demasiado buenas para ser ciertas, y he aquí la clave de la vida real: cuando algo parece demasiado bueno para ser cierto, no es cierto.

De hecho, lo que ocurre con esto es que Google puede penalizarte, y se está volviendo mejor en detectar atajos cada día que pasa.

Si te pilla, penalizará su web y es muy posible que ya no puedas salir del pozo en el que te meterá.

5. Haz un poco de caso a los buscadores

Aunque es cierto que he dicho que lo primero son las personas, y lo mantengo, tampoco hay sentido en ignorar completamente a los buscadores.

Así pues, si pones palabras clave en los títulos del texto, si usas sinónimos y una buena semántica para tu palabra clave, en vez de repetirla como un loro y, en general sigues las buenas prácticas de optimización de la página del contenido, obtendrás mejores resultados que si no lo haces.

Si usas WordPress, instala el plugin Yoast SEO, ahí verás, en cada post que escribas, ciertos criterios a tener en cuenta.

La clave es tener en cuenta, no seguir religiosamente. A veces esos plugins o automatizaciones hacen que seguirlos a rajatabla lleve a una mala calidad de redacción para la persona que lee el contenido.

Y es que, de nuevo, lo primero para mejorar en buscadores es enfocarse en las personas.

1 Comentario

Comments are closed.