Sobre este curso de email en frío

Cuando termine este curso, habrá aprendido a conseguir clientes desde cero usando solamente el email en frío, es decir, enviado a un desconocido. Sin necesidad de nada más, ni contactos ni un gran presupuesto.

Todo el proceso se explica paso a paso desde cero y no necesita conocimientos técnicos especiales, más allá de un poco de manejo del ordenador y otro poco de inglés básico (si es que quiere usar algunas de las herramientas que se comentarán en el curso).

Además, tendrá un sistema que podrá aplicar cada vez que lo necesite en su promoción y marketing. No debe ser la única herramienta dentro de nuestra estrategia global, pero en las ocasiones adecuadas puede ser la mejor y, sin duda, la más rentable.

El email en frío es una técnica subestimada que se ejecuta francamente mal, incluso por expertos de marketing. He perdido la cuenta de cuántos correos de esos expertos he borrado en cuanto me han llegado, ya que su planteamiento no era correcto.

Por qué este curso

Tras el verano de 2017, después de haberme dedicado un buen tiempo a asesorar startups, decidí cambiar de actividad. Así que, al menos durante dos o tres años, volvería a dedicarme al marketing online, trabajándolo para otros.

¿El problema tras un tiempo desconectado de ese sector y yendo por libre?

No conocía a nadie, no conservaba contactos, tenía que empezar de cero a encontrar clientes.

Así que diseñé una campaña destinada a conseguirme esos clientes y lo haría de la manera en que muchos dicen que no funciona: por email y en frío.

48 horas después del primer correo estaba trabajando en los dos primeros proyectos.

24 horas antes, estaba ultimando las condiciones. Durante esa semana estuve negociando y contestando más correos de los que podía.

A la semana siguiente, repetí la campaña con nuevos objetivos y seleccioné más clientes.

Tras poco más de 15 días, paré. Ya tenía suficiente y no acepté más trabajos. A lo largo de este tiempo, he vuelto a usar esta estrategia cuando la he necesitado.

Este curso detalla, exactamente y paso a paso:

  • La campaña que diseñé.
  • Los mensajes que envié, diseccionados párrafo a párrafo.
  • Por qué funciona esta estrategia (o fracasa) cuando lo hace.
  • Plantillas de email en frío que funcionan y puede copiar. Además, veremos plantillas adicionales para diversas situaciones, no solo conseguir clientes.

Eso sí, es importante dejar bien claro antes de nada que las balas de plata no existen y el email en frío exige un cierto trabajo por nuestra parte.

Especialmente en la fase inicial, antes de mandar un solo mensaje, es necesario hacer una buena labor de selección de objetivos y conseguir cuantos más, mejor. Esta es la parte que más tiempo llevará en una campaña de email en frío.

Para el resto de dicha campaña, no tendrá más que copiar lo que veremos y hacer ligeras modificaciones a los mensajes.

NOTA IMPRESCINDIBLE: Si opera en el ámbito de la Unión Europea, o está fuera de ella pero quiere usar esto para encontrar clientes en la Unión, no se salte el apartado del curso sobre el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) bajo ningún concepto.

Para quién es adecuado este material

Esta estrategia de email en frío está especialmente indicada cuando se trata de vender o trabajar para otras empresas. Lo que a veces se llama «B2B».

No obstante, puede servir en muchos otros casos, pero si tiene una tienda de cara al público o vende al por menor a muchos clientes particulares, el email en frío no debería ser su principal medio para encontrar esos clientes.

A lo largo del tiempo también he adaptado y usado estas estrategias para otras situaciones en las que necesitaba algo de alguien que no conocía, y ha funcionado mejor que otras opciones.

También la he enseñado a otros que ni siquiera eran emprendedores en busca de clientes.

¿Ejemplos de otras situaciones? Estos son solo algunos:

  • Encontrar un agente o representante.
  • Encontrar un aliado o socio.
  • Encontrar una editorial que quiera publicar un material.
  • Encontrar webs que quieran intercambiar enlaces o echar un vistazo a contenidos que puedan interesarles (y con suerte, enlazarlos).
  • Encontrar personas o empresas que quieran reseñar un producto en sus webs, canales de Youtube, etc.
  • Encontrar un empleo en una empresa en la que desee trabajar. Seguramente, usar el email en frío suele ser más útil que echar el currículum y encender una vela.

Cuando lo he enseñado para esta última situación, por ejemplo, nosotros seríamos el «producto» a vender y las empresas para las que queremos trabajar serían nuestros «clientes» en la campaña.

¿En qué consiste exactamente esta estrategia?

La estrategia, en realidad, no podría ser más sencilla. Se le suele denominar Email en frío, Cold Email, Outreach email marketing, Outbound email marketing… Puede usar el nombre que quiera, no me importa.

Lo que haremos será mandar una secuencia muy concreta de correos electrónicos a aquel cliente con el que queramos trabajar y al que no conocemos.

Esa secuencia sigue una estructura muy particular y emplea ciertas tácticas para generar respuesta que no se enseñan en otro lado.

¿Suena simple? Más nos vale, porque lo complicado no funciona en el mundo real.

Esa secuencia de correos también será automatizada en todo lo posible, enviada a varios destinatarios a la vez (cuanto más, mejor) y con el objetivo de servir de punto de enganche, de comienzo de una interacción con posibles clientes.

Una vez establecida esa conversación, habremos de convertir al cliente y cerrar la venta. Esos pasos finales no son función del email en frío. No obstante, los correos nos dejarán en una posición ventajosa de cara a esa fase de negociación posterior.

¿No es esto spam?

Veremos el tema del RGPD, pero no, el email en frío no es spam, el verdadero email en frío es:

  • Útil y valioso para el receptor. Pues no lo mandamos si no creemos que lo que ofrecemos vaya a beneficiar al destinatario.
  • Relevante. Solo enviamos a aquellos que de verdad puedan desear lo que ofrecemos porque lo necesitan.
  • Respetuoso. Tanto con el tiempo como con el email y la inteligencia del receptor.

Al spam no podría importarle menos el destinatario, se envía sin criterio de manera masiva y es molesto.

Con el email en frío, bien hecho, apuntaremos con láser, personalizaremos para cada uno más fácilmente de lo que imagina y seremos alguien diferente en la mente del destinatario. Alguien que destaca por encima de los otros cientos de personas que les escriben a diario. Gente valiosa e ingeniosa con la que trabajar.

¿De verdad funciona esta estrategia? He aquí resultados

Sé lo que está pensando: «¿Enviar un correo a un desconocido funciona? Yo mismo acabo de borrar varios hoy».

Y ha hecho bien.

Esa es una muestra de que no le han aportado nada de valor, y eso es todo lo contrario a lo que vamos a enseñar.

He aquí algunos resultados habituales de email en frío:

  • La empresa Woodpecker, especializada en esta clase de marketing, comprobó que las secuencias de hasta 3 emails, como la que vamos a ver aquí, recibían un 9% de respuestas de media.
  • Los datos de Clickback, sin embargo, son mucho más desalentadores, calculando que, si uno obtiene un 3%-5% de apertura, ya lo está haciendo mejor que la mayoría.
  • Shane Snow, emprendedor y gurú experto, recibió 12 respuestas de nada menos que 700 intentos en frío, apenas un 1,7%.

Si le parecen resultados diminutos y muy variables es porque lo son.

Se deben a que se ha usado y abusado del email hasta que se rompe la gallina de los huevos de oro.

Ahora, eche un vistazo a estos porcentajes de email en frío conseguidos personalmente con este tipo de campaña.

Resultado del email inicial en frío en una campaña:

Email inicial

Resultado del mensaje de seguimiento al anterior en la misma campaña:

Email inicial

Resultado del email inicial en frío enviado a otra ronda de contactos adicionales, usando exactamente el mismo mensaje:

Email inicial

Como curiosidad, a continuación muestro un ejemplo de adaptar rápidamente la estrategia hace poco tiempo, para un tema no relacionado con conseguir clientes y usando apenas 9 contactos. La nueva herramienta de envío que uso ahora es buena, pero al parecer no sabe calcular porcentajes, 8 aperturas de 9 emails no es un 114% sino un 89%… pero sus otras prestaciones son muy buenas:

Email inicial

Estos números tan diferentes de los de la mayoría se obtienen por tener en cuenta que:

  • El destinatario del email puede estar realmente interesado en lo que proponemos. Nada de usar estrategias de bombardeo masivo e indiscriminado. De nuevo, la filosofía es disparo con láser.
  • Al otro lado hay un ser humano que odia el spam tanto como nosotros. Algo que parece olvidar la mayoría cuando intenta vender.
  • Usamos principios fundamentales de persuasión (y alguno avanzado) que la mayoría ignora.
  • Personalizamos en la medida de lo posible, a veces de maneras inesperadas, como veremos.

La venta en frío, en sus diversas formas, se sigue usando por una razón: es efectiva. Desde luego, si quiere encontrar clientes y no conoce a nadie, no hay más remedio que iniciar esos contactos en frío.

No puedo prometer que usted obtendrá las mismas cifras que obtengo en mi caso (nadie puede afirmar algo así y, si alguien lo hace, es un irresponsable y le está engañando), pero puedo prometer que voy a explicar hasta el último de los secretos usados para obtenerlas.

Así que empecemos, pero primero, tengamos en cuenta la ley.

Ir arriba